A pesar de algunas tensiones, y cortocircuitos en la relación entre Elisa Carrió y el presidente Mauricio Macri , la diputada no dudó en apoyar a Cambiemos . “Voy a trabajar por la reelección de Macri, no hay posibilidad de que pierda las elecciones, aunque creo que va a ser difícil”, sostuvo Carrió.

“Estoy fuera de la política, estoy corrida, es decir, haciendo política desde otro lugar. Voy hacer campaña por Cambiemos en todo el país”, señaló la diputada. Durante la entrevista, Carrió desmintió cualquier tipo de pelea con el mandatario y aclaró que a veces “es preferible no hablar” y que esa fue la estrategia para llevar adelante a Cambiemos. Y agregó: “Nuestra relación es así”.

Fel a su estilo Carrió envió un claro mensaje para el jefe de la cartera de Producción y Trabajo.”Dante Sica se tiene que poner los pantalones largos, él tiene que cumplir, tiene que jugar por las Pymes y no por las grandes corporaciones”. Puntualmente, la diputada se refirió a la baja de los aranceles del acero y el aluminio, como una de las medidas principales para dar margen de exportaciones a las Pymes.

En cuanto al desdoblamiento de las próximas elecciones, Carrió se mostró confiada y aclaró: “Cambiemos no va a desdoblar y Vidal va a hacer lo que sea mejor para el presidente Macri. Es una alternativa que van a manejar los dos”.

En cambio, optó por centrarse sobre la cuestión mundial y el avance de gobiernos autoritarios y calificó a Cristina Kirchner como “una fascista de izquierda”. Para ejemplificar aquella tendencia mundial Carrió se refirió al reciente caso brasileño.

“Mucha gente está contenta con Bolsonaro y yo estoy aterrorizada por lo que le puede pasar al pueblo brasilero. Biblia y armas no son incompatibles”, dijo. Y agregó: “Hay que desarmar a la gente”.

“En la Argentina hay lugar para un Bolsonaro y ahí no me van a encontrar”.

Por último la legisladora señaló: “Voy a pedir la jubilación pero no me voy a jubilar hasta fin del año que viene cuando gane Cambiemos”.

Comentarios

comentarios