Mucha molestia ha generado en la comuna de San Martín y también entre los vecinos perjudicados, el vandalismo que durante el fin de semana afectó a la obra de asfalto que San Martín realiza en el barrio Córdoba, donde dos de las calles amanecieron con marcas de cubiertas, cuando el asfalto todavía no ha terminado de secar.

En el municipio están convencidos de que fue un acto intencional, que se trata de vandalismo, aunque no tienen datos sobre los autores del ataque: “Es al menos un auto que entró en la cuadra en zig zag y ha dejado marcadas las cubiertas”, comentó el secretario de Gobierno, Oscar González, quien estimó además que “reparar el daño va a implicar unos 25.000 pesos, solo en asfalto”.

A comienzos de año y luego de una inversión en maquinaria pesada que rondó los 50 millones de pesos, el municipio de San Martín anunció un ambicioso proyecto para reacondicionar el estado de las calles de la ciudad, con la idea de reasfaltar aquellas que se encuentran en mal estado o de poner asfalto en las que todavía son de tierra.

En ese contexto, en las últimas semanas comenzó un trabajo en el barrio Córdoba, para recuperar el estado de las calles, que muestran un mal estado generalizado.

Pero este fin de semana, posiblemente durante la madrugada, al menos un vehículo -aunque podrían ser dos- ingresaron en las calles Maipú y Patricias Mendocinas, a la altura del 300 y dejó marcadas las cubiertas a lo largo de toda la cuadra: “No fue un accidente, alguien que entrá por error enseguida hace marcha atrás, pero en este caso pasó toda la cuadra en zig zag”, insistieron desde la comuna.

En ninguno de los dos casos, los vecinos vieron o escucharon algo: “Ocurrió en la madrugada del sábado, cuando me levanté ya estaba todo el asfalto arruinado”, contó una vecina de Patricias Mendocinas, que prefirió no dar su nombre, aunque aseguró que “si llego a verlo lo denuncio. No sé en qué cabeza cabe hacer semejante daño”.

En la comuna calculan que reparar el asfalto dañado implicará unos 25.000 pesos por cuadra, solo en material. “Por ahora no se puede hacer nada y hay que esperar a que se seque par ver qué grado de daño tenemos”, señalaron desde el área de Obras.

En cualquier caso, no es la primera vez que algo así ocurre aunque sí, esta vez el municipio no tiene dudas de que hubo intención: “La calle estaba cerrada y la obra señalizada; el que entró sabía que estaba haciendo un daño”, dijo González, que confirmó que ya ha pasado antes, “aunque no podemos decir que las veces anteriores hubo intención”.

El municipio de San Martín seguirá adelante con los trabajos en el barrio Córdoba y también con los del Mebna, aunque pide a los vecinos que “si alguien llega a ver que ocurre lo mismo, les pedimos que nos avisen y si pueden que tomen alguna patente”. La comuna hará la denuncia del caso en la Fiscalía.

Comentarios

comentarios