Una periodista argentina logró retratar, casi por casualidad, las últimas imágenes de la emblemática catedral de Notre Dame en París, antes del incendio que destruyera casi por completo  su estructura.

Se trata de Belén Escobar, periodista de la agencia Noticias Argentinas quien, de paseo por París, se convirtió en testigo involuntaria de uno de los sucesos más tristes de los últimos años en Francia.

Escobar logró sacar varias fotografías del interior del imponente templo horas antes de que se desate el feroz siniestro sin sospechar que serían las últimas que se sacarían en ese lugar por mucho tiempo.

Luego, a la distancia, pudo retratar el incendio que sorprendió a propios y extraños en la Ciudad Luz.

La Catedral de Notre Dame de París, que se incendió este lunes, es uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, donde han pasado hitos en la historia de este país, y una de las obras claves de la arquitectura gótica.

La catedral de Nuestra Señora (en francés, Cathédrale Notre-Dame), situada en la pequeña isla de la Cité, rodeada por las aguas del río Sena, es una catedral de culto católico, sede de la arquidiócesis de París, y se trata de uno de los edificios más antiguos del estilo gótico.

Su construcción comenzó en el año 1163 y se terminó en el año 1345, y está dedicada a María, madre de Jesucristo, por lo que se convirtió en uno de los monumentos más populares de la capital francesa para los turistas, con un total de 13 millones de visitas anuales.

El sitio elegido para erigirla es un lugar especial, ya que en la isla de la Cité los celtas celebraban sus cultos en la antigüedad. También es el lugar donde existió la primera Iglesia de París: la Basílica de Saint-Etienne.

Comentarios

comentarios