En tanto, la canasta que determina si una familia es indigente se ubicó en abril en 7.356,75 pesos, contra 7.260,08 pesos del mes anterior. De este modo, la canasta básica alimentaria (CBA) que marca el límite de la indigencia tuvo un aumento del 1,33 % en abril y de 24,29 % interanual.

En tanto que la canasta básica total (CBT), que delimita la pobreza, registró una suba del 2,25% en el mes y del 26,2% contra abril del año pasado.

De acuerdo con este relevamiento, si una familia tiene un ingreso de 23.802,75 pesos pertenece a la clase media y 76.168,80 pesos en el caso de los denominados “sectores acomodados”.

Según los últimos datos del Gobierno de la Ciudad, unas 578 mil personas son pobres y representan el 18,9% de la población total y de ellos 154 mil son indigentes.

A principios de 2016, la cantidad de hogares pobres era de 12,3% para subir al 14,7% en el segundo trimestre, luego bajó al 12,7% en el tercero y creció al 13,3% en el cuarto.

Comentarios

comentarios