Por determinación de los fiscales Oscar Sívori y Valeria Bottini, el auxiliar de la Oficina Fiscal de Santa Rosa fue trasladado a una cárcel.

Se trata de Lucas Fernández, quien fue alojado en complejo penitenciario de San Felipe. El hombre, que fue encontrado en Rivadavia con dos menores en un automóvil, está acusado de “abuso sexual con acceso carnal”.

El acusado será alojado en el pabellón 6B, sector a donde son enviados aquellos detenidos cuya integridad física corre riesgo si son alojados en pabellones comunes.

El hombre cambió ayer de abogado y se había negado a declarar. El nuevo abogado defensor, Juan Rossello, había expresado que su cliente “no va a declarar”, además de reiterar su inocencia. “Lucas no tuvo relaciones con ninguna de las chicas”, afirmó.

Rosello explicó que Fernández “fue víctima de un engaño, no sabía que las chicas tenían 12 años”.

Las pruebas avalan lo que dice el abogado defensor. El hisopado vaginal realizado por los médicos a las menores dio negativo. Estos estudios se le realizaron inmediatamente después de ser halladas en el auto con el acusado.

“No hay restos de material prostático, no se puede confirmar de ninguna manera que existió algo. Los espermatozoides duran 48 horas vivos y a los 40 minutos se les hizo los estudios que dieron negativos”, sostuvo Rossello.

Según trascendió la semana que viene la defensa pedirá que Fernández sea beneficiado con la prisión domiciliaria.

Comentarios

comentarios