Tras la deserción en el segundo especial de esta edición 2019 del Dakar por tierras peruanas, el piloto mendocino pretende tener una pequeña revancha. Decidió entonces junto a su navegante, Ronnie Graue reengancharse en la prueba tras el día de descanso estipulado para este sábado, para dar concluida la travesía y, a la vez, colaborar con la escuadra alemana para que el trofeo quede en sus manos.

Orly Terranova se ubicaba en la posición 15 del clasificador general con su MINI e intentará con este regreso en la recta final del evento, figurar un tanto más arriba de lo que figura actualmente en la sumatoria de tiempos.

Comentarios

comentarios