Durante los últimos meses, el lanzamiento de altavoces inteligentes se volvió una tendencia en alza entre los gigantes de la industria tecnológica.

Empresas como Google, Amazon y Apple ponen gran parte de sus esfuerzos en la fabricación de estos parlantes que, a través de Wi-Fi y comandos de voz, pueden servir como reproductores de música, noticias, recordatorios e incluso servir como asistentes del hogar, innovación de la que Spotify no quiso prescindir.

La firma de streaming informó en su sitio oficial que está “en camino de crear sus primeros productos físicos y establecer una organización operativa para fabricación, cadena de suministros, ventas y marketing”.

Este mensaje fue interpretado por diversos medios especializados, como Music Ally, que todo apunta a que la empresa de Daniel Ek lanzaría un altavoz próximamente al mercado.

El anuncio de Spotify agrega que aspira a encontrar un gerente de proyecto y un jefe de operaciones para productos de hardware, enfatizando en que la producción de este nuevo dispositivo contribuirá a la “creación de experiencias innovadoras para la compañía”.

Según las ofertas laborales publicadas anteriormente, Spotify desea crear un “producto de categoría similar a Amazon Echo”, altavoz inteligente diseñado por la compañía de Jeff Bezos, y ha sugerido la integración de comandos de voz en este proyecto.

Hasta ahora la empresa de música había confiado en otros altavoces de este tipo para desplegar sus servicios. Actualmente, Spotify está presente en dispositivos como el asistente doméstico Google Home, Sonos One y Amazon Echo, los que encabezan la competencia en el mercado.

Sin embargo Apple lanzó hace algunas semanas HomePod, su propio parlante inteligente, cuyo funcionamiento opera en base a AppleMusic, su soporte de música nativo.

Si bien Spotify lidera la competencia de música bajo demanda con más de 140 millones usuarios activos en el mundo, AppleMusic representa su competencia directa.

A pesar de que el servicio de Apple se encuentra muy por debajo de la compañía sueca en términos de consumidores, con solo 30 millones, este crece rápidamente, obteniendo la mitad del número de usuarios premium de Spotify desde su lanzamiento en 2015, nueve años después que la compañía de Ek.

Los servicios de conexión de la compañía de streaming permiten a sus usuarios transmitir su música a través de parlantes convencionales no relacionados con la marca, televisión y otros productos, sin embargo, este podría ser el primer dispositivo físico desarrollado por la empresa.

A pesar de que el reciente anuncio de Spotify ha dejado claras sus intenciones de producir un nuevo dispositivo hardware, no está claro cuándo ni en qué formato este nuevo producto estará disponible en el mercado, sin embargo, representa un gran desafío para la compañía en un intento por fidelizar a sus usuarios y eclipsar a los gigantes que están liderando actualmente la industria tecnológica.

Comentarios

comentarios