Holanda se impuso con un doblete de Arjen Robben a los 16 y 40 minutos, el primero de tiro penal. Con la victoria, el elenco naranja alcanzó la línea de Suecia, pero quedó tercero y eliminado por diferencia de gol.

Holanda necesitaba ganar por siete goles para clasificarse para la repesca, una misión que se antojó imposible pese al doblete de Arjen Robben en el primer tiempo (16, de penal, y 40).

El delantero del Bayern de Múnich, de 33 años, anunció tras consumarse la eliminación que se retira de la selección tras haber disputado 96 partidos, en los que marcó 37 goles.

Los escandinavos comenzaron con una presión muy alta, impidiendo a los holandeses llegar con peligro al arco sueco.

Sin embargo, al cuarto de hora, el defensor del Mánchester United Victor Lindelof tocó con la mano una pelota en el interior del área y Robben transformó el penal para abrir la cuenta Oranje (16).

Los suecos reaccionaron y Marcus Berg puso a prueba a Jasper Cillessen (20), antes de que los holandeses se volcaran sobre la portería sueca en los minutos previos al descanso buscando un segundo tanto antes de la pausa.

Tonny Vilhena (37), Ryan Babbel (39) y Vincent Jansenn (39) lo probaron, pero finalmente fue de nuevo Robben el que perforó el arco sueco por segunda vez, con un zurdazo desde la media luna que entró a media altura pegada al palo izquierdo de Robin Olsen.

El seleccionador holandés Dick Advocaat quemó las naves tras la pausa, dando entrada a otro delantero, Bas Dost, pero el dominio no se tradujo en ocasiones claras.

Y cuando Olsen detuvo un disparo peligroso de Georginio Wijnaldum (60), los holandeses parecieron darse cuenta de que era imposible marcar cinco goles más ante unos suecos que no creaban peligro, pero se defendían con orden y que lograron al final el objetivo mínimo, que no era otro que la repesca.

Comentarios

comentarios