FILE – In this Sept. 8, 1945 file photo, an allied correspondent stands in the rubble in front of the shell of a building that once was a exhibition center and government office in Hiroshima, Japan, a month after the first atomic bomb ever used in warfare was dropped by the U.S. on Aug. 6, 1945. (AP Photo/Stanley Troutman, File)

Estados Unidos lanzó la primer bomba nuclear de la historia sobre la ciudad de Hiroshima el 6 de agosto de 1945 y tres días después una segunda bomba, y la última hasta la fecha, sobre Nagasaki, lo que desembocó en la capitulación de Japón el 15 de agosto y puso fin a la II Guerra Mundial.

Se estima que más de 74.000 personas perecieron en el acto y otras 63.000 murieron posteriormente por la radiación y las heridas causadas por la explosión, que barrió del mapa la tercera parte de Nagasaki y prácticamente la totalidad de su área industrial.

En marzo, el número total de “hibakusha”, los supervivientes de los bombardeos nucleares de Hiroshima y Nagasaki, ascendían a 164.621, pooco más de la mitad de los 372.264 que había en 1980, y su edad media se elevaba a los 81,41 años.