La ciudad de San Martín contará en un par de meses más, con una plaza muy especial, que será homenaje a los hijos fallecidos, un proyecto del grupo de ayuda mutua Renacer, que busca dar apoyo a aquellos padres que han perdido a un hijo.

La plaza elegida para que sea apadrinada por Renacer está en la esquina de Breyer y Moreno, entre los barrio Amupol y Empleado de Comercio. Se trata de una plaza a medio delinear, pero que la comuna ya comenzó a recuperar, con la idea de que sea un espacio verde homenaje a los hijos fallecidos. Es por eso que lleva por nombre el de “plaza de los ángeles”.

Renacer llegó a San Martín en 2014 y hoy lo integra una veintena de familias que tienen algo en común, el dolor irreparable que acarrea la pérdida de un hijo. Es por ello que una vez a la semana, los días lunes, el grupo se reúne en el polideportivo Torito Rodríguez para compartir experiencias, darse ánimo mutuamente y tratar de encaminar parte de ese dolor en acciones positivas.

“La pregunta del por qué nunca será respondida, es por eso que nosotros preferimos preguntarnos para qué y ahí es cuando surgen distintas acciones, muchas de ellas tareas solidarias o este proyecto de tener una plaza que sea un homenaje a los hijos fallecidos”, explican en el grupo.

La comuna de San Martín avala el proyecto y ha decidido que Renacer apadrine la plaza de Breyer y Moreno, que ha comenzado a ser restaurada esta semana, con la idea de que los arreglos estén terminados en un par de meses.

“La plaza tiene iluminación y algunos caminos demarcados, pero le falta todo lo demás y eso es lo que queremos hacer en este par de meses”, explican desde la comuna, donde el proyecto ya pasó por el Concejo Deliberante, donde se aprobó que el grupo Renacer sea padrino de la plaza.

“Renacer está en todo el país, se fundó en Córdoba en 1988 pero hoy está en todo el país y tiene otros espacios verdes que apadrina y que son homenajes a los hijos fallecidos”, cuentan en la institución: “Por eso pensamos que sería bueno que haya uno también en San Martín”.

Así, los encargados del grupo tomaron contacto con la comuna y el proyecto fue aceptado en 2017; ahora comenzó la tarea de restaurar la plaza.

Para un futuro mediato, la comuna tiene previsto acordar con el escultor Daniel Jiménez, la realización de una obra que corone la plaza y sintetice el concepto.

Si bien la comuna aún no ha confirmado la obra de Jimenez, el artista ya ha avanzado con una maqueta, que ha dejado conformes a funcionarios y especialmente, al grupo Renacer.

En es maqueta, que el artista pretende construir de dos metros de altura, se observa a un ángel arrodillado, con sus manos entrelazadas. “Es una figura muy simple en sus líneas y que busca transmitir una sensación de paz y de recogimiento”, han señalado quienes conocen el proyecto del artista plástico.

En cualquier caso, las refacciones a la plaza estarán listas en un par de meses: “Es una plaza pública como cualquier otra, solo que para nosotros será además muy especial y un lugar que nos acerque a muchos al recuerdo de nuestros hijos”, cerraron desde Renacer.

Comentarios

comentarios