La Municipalidad de General San Martín financia desde hace algunos años un programa de cetrería en la ciudad, con el cual se ha logrado disminuir la población de las palomas que anidan y vuelan sobre el casco céntrico, gracias a la presencia de halcones peregrinos.

Este trabajo está a cargo de una empresa “Rapaces” que cuenta con un grupo de aves acostumbradas al entorno urbano, que una vez liberadas suelen permanecer en el casco céntrico de la ciudad.

David Escudero es el responsable de “Rapaces” y esta mañana nos comentaba: “Estamos anillando cuatro pichones de dos en dos, para no dejar el nido vacío, y ya es el tercer año consecutivo que tienen pichones”. “Esta vez están participando: Recursos Naturales Renovables, funcionarios del Poder Judicial (en el Palacio Judicial está el nido) el intendente municipal Jorge Giménez y el presidente del Honorable Concejo deliberante Bartolomé Robles”.

El intendente de General san Martín Jorge Omar Giménez supervisó de cerca del anillado de los pollos de halcón. Dijo al respecto: “Vine a ver y participar de este proyecto que comenzamos hace 7 años, para controlar la sobrepoblación de palomas” “Hay que cuidar este tipo de aves que a veces son cazados por inescrupulosos o desconocedores del tema del control natural de palomas”.

Comentarios

comentarios