Con sufrimiento y por penales, tras perder 1-0 en el Nuevo Gasómetro, San Lorenzo eliminó esta noche a Emelec y jugará con Lanús en los cuartos de final de la Copa Libertadores 2017.

El tiempo regular terminó 1-0 para los ecuatorianos, y con un global 1-1 fueron a los penales y allí el Ciclón se impuso 5-4, con el arquero Nicolás Navarro como figura al tapar dos disparos.

El próximo rival del Ciclón en el torneo continental será Lanús, que viene de dejar en el camino a The Strongest, y la serie comenzará en septiembre en el Nuevo Gasómetro para definirse luego en La Fortaleza Granate.

La etapa inicial fue aburrida porque a la calma de San Lorenzo se le sumó la tibieza de Emelec para atacar, a pesar de tener buenas intenciones debido a la obligación por el resultado.

San Lorenzo no tuvo conexión entre los mediocampistas y delanteros y sólo atinó a atacar con pelotazos largos para Nicolás Blandi, a quien se lo vio solitario y sin participación en los primeros minutos.

Emelec, por su parte, trasladó con criterio el balón, pero en tres cuartos de cancha le faltó profundidad para poner en aprietos al arquero Nicolás Navarro.

Así, se fue el primer capítulo, sin situaciones ni disparos frente a los arcos, y con el negocio del Ciclón por el triunfo en Guayaquil.

En el complemento, Emelec encontró el gol, a los 2 minutos, mediante un cabezazo de Osbaldo Lastra, tras un tiro libre enviado desde la derecha.

A partir de ahí, el nerviosismo se adueñó de San Lorenzo, que estuvo a punto de igualar a los 14, con un remate de Fernando Belluschi que se fue apenas desviado.

Dos minutos más tarde, Emelec respondió por medio de Fernando Gaibor, su hombre más desequilibrante, y luego de gambetear en la puerta del área, sacó un disparo que casi ingresa al lado del poste derecho de Navarro.

Sobre los 16, vio la segunda amarilla Oscar Bagüí, y San Lorenzo nunca pudo sacar rédito de su hombre de más.

La confusión se apoderó de San Lorenzo y Emelec ya no tuvo fuerzas para ir a buscar una nueva conquista.

Se fueron a los penales y allí apareció Navarro para tapar dos disparos y darle la angustiante clasificación al Ciclón.

Comentarios

comentarios