La comuna de Rivadavia es el único municipio de la provincia inscripto como proveedor de internet para hogares y pymes, y si bien se trata de un servicio que presta desde mediados de 2008, pocos conocen el dato fuera del departamento.

Pero el municipio, que pacientemente ha creado una extensa red de usuarios en toda la ciudad y que aspira en 2019 a llegar a los distritos más poblados con internet, va por más y ahora, gracias a un acuerdo con Arsat, aspira a mejorar la calidad de su servicio y a incrementar la base de clientes que hoy ronda las 2.000 familias.

En los últimos días, el intendente Migue Ronco visitó la planta de Arsat y firmó con sus autoridades un convenio marco que, en principio, le abre las puertas a la comuna de Rivadavia a la tecnología de última generación con que cuenta la empresa nacional. “La idea es tener en la comuna una internet más rápida a un costo más bajo”, se entusiasman en el municipio que, gracias a este acuerdo, ya corre muchos de sus programas en dos servidores de Arsat, lo que le permite a la comuna ahorrarse la contratación de esos servidores en el ámbito local.

Gerardo Ábrego es desde hace más de una década, el responsable del programa de internet municipal, que inicialmente arrancó con la idea de llevar ese servicio a las escuelas y que luego, por pedido de los propios vecinos de la ciudad, se extendió hacia las conexiones hogareñas.

“La propuesta siempre ha sido la misma, le ofrecemos al vecino que esté al día con las tasas municipales, la posibilidad de acceder a un servicio de internet de muy bajo costo”, dice Ábrego y avanza: “Hoy tenemos una internet de dos megas por segundo, pero la idea es crecer en velocidad gracias a los acuerdos que estamos logrando”.

Así, el acuerdo con Arsat le permite al municipio, en principio, correr sus propias aplicaciones en servidores de la empresa nacional pero también, la comuna busca ir más allá y pretende conectarse al cable de fibra óptica de Arsat que corre junto a la ruta 7 y de esa manea ganar en velocidad de transferencia de datos, una mejora que finalmente llegará a los vecinos.

En ese contexto y tras la firma del convenio con Arsat, el próximo paso es acordar con sus directivos cómo se conectará Rivadavia a la potente fibra óptica en ruta 7 y, junto con ello, quién financiará esa obra.

En principio, los ingenieros de la empresa nacional están realizando un análisis de costos, aunque la comuna ya ha hecho un ofrecimiento puntual: Arsat pone los materiales y la comuna de Rivadavia la mano de obra, dicen en el municipio y se entusiasman porque la idea ha sido analizada: “Después de una década de brindar internet por toda la ciudad, nuestro personal está más que capacitado para hacer el trabajo”, sostiene Ábrego espera llegar a buen puerto.

“Nuestra idea es arrancar el año con una perspectiva de mejor servicio y el acuerdo con Arsat va en ese sentido. Pretendemos generar nuevos clientes, ofrecer mayor velocidad y, a lo largo del año extendernos con nuestros servicio hacia los distritos más poblados, Medrano y La Central, entre otros”, cierra Abrego e insiste en un dato, Rivadavia es el único departamento de la provincia con un servicio de estas características.

Comentarios

comentarios