La Policía italiana busca a dos reos que participaron en una comida que celebró el Papa Francisco con pobres y necesitados durante su visita a Bologna (norte del país) el 1 de octubre y que aprovecharon para huir.

El suceso ocurrió durante el almuerzo organizado en la basílica de San Petronio, en el que participaban pobres y reclusos, cuando estos dos hombres, napolitanos, se alejaron y escaparon del lugar, de acuerdo con las informaciones de medios locales.

Los dos sujetos ya habían cumplido sus penas, pero seguían detenidos y realizaban un programa de reinserción social, pues las autoridades italianas les consideraban “socialmente peligrosos”.

La Policía trata de dar con su paradero y, una vez sean encontrados, deberán volver a iniciar el programa de reinserción, indicaron los medios.

El Papa Francisco visitó el 1 de octubre las ciudades de Cesena y Bologna, donde afirmó que la corrupción es “la carcoma de la vocación política” y pidió a los gobiernos que adopten programas de acogida y abran corredores humanitarios para refugiados.

Comentarios

comentarios