Desde el Departamento General de Irrigación habían anticipado que Mendoza atraviesa la peor crisis hídrica de los últimos 100 años.

Ante esta situación los especialistas habían asegurado que debido a “las escasas nevadas del pasado invierno indican que habrá problemas para satisfacer las demandas, en todas las cuencas”.

Esa situación fue representada a la perfección luego de un tuit del Programa Regional de Meteorología, donde publicaron una fotografía que demuestra esa realidad. “Preocupante el nivel del embalse Potrerillos”, indica un mensaje publicado.

El pronóstico de volumen de agua para la temporada 2018-2019, para todos los ríos de la Provincia, es de un año seco. Es decir que escurrirá menos del 65% de un año medio o normal. Casi todos los ríos van a estar entre el 50% y el 60%”, detallaron hace poco más de un mes desde Irrigación.

“Esta sequía prolongada es la más larga en la serie de registros existentes (100 años para varios ríos). La sequía de los `60 tuvo algunos años más severos (más secos), pero no fue tan larga”, explicaban desde el organismo.

Comentarios

comentarios