La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, afirmó que el presidente Mauricio Macri “respalda el nuevo protocolo” para el uso de armas de las fuerzas y remarcó que el mismo “ayuda a clarificar casos en los que la Justicia condenó a policías que actuaron en cumplimiento del deber”.

“En los últimos casos hemos logrado sacar de esa situación a una enorme cantidad de policías y gendarmes que iban a ser condenados como homicidas y terminaron absueltos porque explicamos cuál había sido la conducta. Estaban defendiendo al ciudadano”, precisó Bullrich.

La ministra insistió en que el protocolo “no es nuevo” y permite a los agentes actuar en caso de riesgo de muerte: “Cuando un policía actúa como policía, ni debería pasar por el juzgado. No debería estar en la cárcel ni medio día”.

Además, en declaraciones a la prensa indicó que el protocolo “no es fascista ni viola los derechos humanos”, al tiempo que aseguró que “eso de gatillo fácil es mentira”.

“Hablé con los jueces y me dijeron que lo que hay que tener es un reglamento claro para que loe jueces no den lugar a su interpretación judicial. Queremos que al policía que actúa como policía se lo trate como policía y al que actúa como ladrón que se lo trate como ladrón. Muchas veces un policía actuó como policía y lo trataron como delincuente o como victimario, cuando era víctima”, sostuvo.
Bullrich afirmó que el nuevo protocolo para el uso de armas “no viola los derechos humanos ni es fascista” y explicó que “da reglas claras y simples para proteger a la sociedad y a las fuerzas de seguridad”.

La ministra aseguró que para armarlo copiaron “el reglamento de las Naciones Unidas, sin agregar ni sacar una coma” y señaló que este gobierno “es contrario a la doctrina que instaló en la Argentina (Eugenio) Zaffaroni”.

“Ahora, para nosotros, la víctima es más importante que el victimario”, indicó.
A la hora de explicar algunos puntos del protocolo, la ministra aclaró que “el agente no puede dar la voz de alto cuando está en peligro” y añadió que cuando hay un control vehicular “lo lógico es que una persona pare frente a un retén”.

“Igual, si no lo hace no le puede disparar si no lleva arma ese civil. Para disparar tiene que haber un peligro inminente, o sea que si el que está huyendo pone el peligro a otro”.

Por último, explicó que hasta ahora “las fuerzas de seguridad, y no el Ministerio de Seguridad, dictaban su propio protocolo”, pero ahora se logró superar eso, generando un instrumento jurídico de mayor nivel”.

Comentarios

comentarios