Las calles de la ciudad de San Martín tienen desde hace pocos días una nueva postal: una escultura del Quijote de la Mancha, homenaje al centenario de Casa España, que se construyó en un terreno de calle Salta que ofreció la comuna.

“En el año 2014, la Casa España de San Martín cumplió cien años de vida y en aquel momento, como parte de los festejos por el centenario, la comisión directiva aprobó la construcción de un monumento a modo de homenaje”, explicó Edith Herrera, la presidente de la entidad y completó: “Hubo distintas propuestas y finalmente se eligió a la figura del Quijote y Sancho Panza porque son emblemas tradicionales de la hispanidad”.

Así, la figura del Quijote de la Mancha es una escultura realizada en hierro y madera, montada en el predio frente a calles Salta y España: “Se trata de una obra formada por tres piezas”, cuentan en Casa España y subraya que es la primera en la región que retrata al “hidalgo manchego”, protagonista de la novela de Cervantes.

Si bien el proyecto fue aprobado en 2014, junto con el centenario de la institución, lo cierto es que los costos elevados de la obra, fueron retrasando su realización: “Todo el proyecto ha costado unos 200.000 pesos que para la Casa España es mucho dinero”, cuenta Herrera y completa: “Es por eso que todo se hizo por partes y recién ahora estamos en condiciones de montarla, muy cerca de otro monumento que hizo Casa España cuando cumplió sus 50 años de vida”.

Desde Casa España explican que la obra es un proyecto de Ely Martín y que su realización estuvo a cargo del artista Juan Valdivia: “Consiste en un grupo escultórico en hierro, madera, resina poliéster y fibra de vidrio que representa a Don Quijote, a Sancho Panza y a los molinos de viento”.

“A diferencia de otros departamentos, donde hay colectividades de valencianos, asturianos o andaluces, en San Martín somos parte de una misma Casa España y es por eso fue que a la hora de buscar un símbolo para el centenario de nuestra institución, pensamos que la figura del Quijote era la que mejor representaba a toda España”, explica Herrera.

De esta manera, la obra quedó montada sobre tres bastidores de caño, los que enmarcan a modo de tríptico, una escena ‘figurativa’ de la famosa obra de Miguel de Cervantes. A su vez, la escultura se asienta sobre un pedestal de mampostería revestido en piedra, muy similar al monumento que existe a muy pocos metros de allí, que también fue una obra de Casa España, cuando cumplió 50 años de vida.

Por último, la comuna de San Martín participa del proyecto ya que autorizó por ordenanza a Casa España a ocupar ese predio donde hoy se levanta el monumento y donde está proyectada la construcción de un “paseo español”, que prevé una fuente de agua, senderos acompañados de pérgolas: “Es un proyecto que llevará su tiempo, tal y como nos pasó con el Quijote que demoramos cuatro años en montarlo, pero con esfuerzo y paciencia vamos a concretarlo”, dicen en la entidad.

Comentarios

comentarios