La sesión del Senado de este martes duró solo ocho minutos y despertó la polémica por la labor de los legisladores provinciales. Fue por una discusión entre el oficialismo y la oposición sobre el nombre de un hospital de Malargüe.

El proyecto en debate era nombrar al establecimiento como Raúl Ricardo Alfonsín, en homenaje al padre de la democracia, pero el peronismo dijo que no hay consenso en el Concejo Deliberante de ese departamento y todo comenzó a dilatarse.

La oposición garantizaba el quórum, ya que faltaban varios legisladores radicales, y la jefa del bloque justicialista Patricia Fadel amenazó que si no aceptaban que el proyecto volviera a comisiones levantarían la sesión.

Ante esto, la senadora oficialista Daniela García pidió un cuarto intermedio y luego de esto, la reunión se cayó definitivamente. El martes que viene volverán a sesionar.

Comentarios

comentarios