El tiempo no para. Apenas hace algunas horas se ganó un lugar para siempre en la memoria y los amantes del tenis provincial, y ya sale al ruedo de nuevo. Pero se puede parar este momento para inmortalizarlo. Martín Alund vive su hora de gloria y no se puede postergar. Es el chico del momento y dialogó en exclusiva con Más Deportes en Buenos Aires.

-¿Qué fue lo primero que sentiste cuando te viste Top-100?

-La verdad, verme 93 fue una satisfacción enorme. Después de tantos años de trabajo. Después de invertir tanto tiempo en Futures, Challenger, de vuelta a los Futures porque perdía ranking y las cosas no iban bien, verme con las dos cifras en el listado ATP es una alegría enorme. Perdí la cuenta de los años que la vengo peleando, pero más vale tarde que nunca.

-¿Por qué te pasa a los 27 años?

-Es un tema de maduración dentro y fuera de la cancha. Hace ya casi dos años con mi coach, Fabián Blengino, venimos trabajando con mucha seriedad. Esto no es fruto de una semana, es de varios meses. Nunca he bajado los brazos.

-¿Qué significó para vos sacarle un set a Rafa Nadal?

-La verdad es que a estaba recontra hecho con el acceso a las semifinales. Era un resultado impensado. Tener a Nadal enfrente fue muy especial. Me puse nervioso cuando vi que le dio vuelta el partido a Berlocq. Por suerte lo pude disfrutar y jugué, dentro de todo bien. Yo no tenía soñado jugar contra Nadal. ¡Y menos en una semifinal! Cuando termine el partido me sentí muy bien por el partido que había hecho.

-Y en el partido que te mete Top-100, contra Volandri (7-5 y 7-6), que sensaciones tuviste?

-Después de ganar el primer set y cuando llegó el momento de cerrar el encuentro empecé a pensar que me metía entre los cien. Que el sueño se hacía realidad. Pensé en mi novia, en mi familia. Por momentos me presioné. ¡Lo pensé en el medio del partido y se dio! Pensé en toda la gente de Mendoza que sabía que estaba siguiendo el partido y quería que me vaya bien.

-¿Qué cambió de tu tenis?

-Cosas tácticas. Como leer el partido. Siendo ordenado afuera. El punto del saque fue fundamental. Ya no tiro tanto kick, ahora arriesgo un poquito más. En San Pablo tuve muy buenos porcentajes de primeros servicios. Ojalá pueda seguir mejorando.

-¿Creés que mañana (por hoy) la gente que te venga a ver contra el alemán Reister te va a prestar más atención?

-La verdad es que no sé. Tal vez alguno se acerque a ver quién es este Alund.
En estos días he hecho la misma cantidad de notas que en mi vida como tenista. Yo estoy muy tranquilo. No me considero favorito. No me considero conocido. Quiero hacer mi juego y pasar de ronda.

-¿Que conocés del alemán Reister (246 ATP), tu rival de mañana?

-Es duro. Nunca jugué con él. No lo tengo muy visto. No le veo un punto clave con el que haga daño, aunque le pega muy duro.

Lo vi ultimamente en Viña del Mar que jugó contra un argentino. Igualmente, me tengo que concentrar en mi juego . Acá, en Buenos Aires, la cancha está mas lenta que en San Pablo lo que significa que habrá que pelear más para ganar un punto.

-¿Te vas a quedar un buen rato en el Top-100?

-Ojalá…Ojalá….Ahora quiero disfrutar del momento. De esta alegría y seguir de esta manera. Espero jugar bien la primera ronda. Y la próxima semana. Aspiro a conseguir regularidad y seguir subiendo.

Fuente: Daniel Corujo – Especial para Más Deportes