El diputado Marcos Niven (PD) le solicita al gobernador Alfredo Cornejo que inicie gestiones para que la provincia de Buenos Aires baje los ingresos brutos a los vinos, tal como hizo con la cerveza, y luego que Legislatura de esa provincia aprobara la Ley de Presupuesto, por medio de la cual se mantuvo la alícuota de dicho impuesto al vino, con la tasa de imposición más alta del país, del 5%.

En el proyecto de Declaración que el demócrata presentó esta semana en la Cámara de Diputados de Mendoza, le solicita a Cornejo que convoque a las entidades representativas del sector vitivinícola y a los gobernadores de las provincias vitivinícolas, para gestionar ante las autoridades de la provincia de Buenos Aires la reducción de las alícuotas que gravan la comercialización de vinos en esa jurisdicción.

Si bien este viernes se conoció que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal se reunirá con representantes del sector vitivinícola, Niven reclama las gestiones de Cornejo para aglutinar bajo el mismo reclamo a todos los representantes de las provincias que desarrollan esta industria. En concreto, le solicita “que disponga acciones y encabece reclamos en defensa de la industria vitivinícola para que las autoridades de la Provincia de Buenos Aires reduzcan la alícuota del Impuesto sobre los Ingresos Brutos sobre la comercialización de vinos en el ámbito de la citada provincia”.

“Las entidades representativas del sector vitivinícola mantuvieron reuniones con representantes del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a fin de solicitar la reducción de la alícuota por una parte y la disminución del porcentaje de retenciones en las compras de vinos, gestiones que no han prosperado y que a la luz de los resultados han perjudicado a la vitivinicultura”, señala el proyecto ingresado a la Legislatura este miércoles pasado.

“El consenso fiscal del año 2017, firmado por todas las provincias había fijado como tope de alícuota del impuesto el dos por ciento (2%). Sin embargo, para la provincia de Buenos Aires, el Anexo 2, establecía que para el caso de las bebidas alcohólicas y el juego regía la excepción del cinco por ciento (5%), por lo que el Poder Ejecutivo de la Pcia. de Buenos Aires consideró el vino como bebida alcohólica y lo mantuvo dentro del régimen de excepción a la reducción de alícuotas”, agrega.

El cuadro que sigue muestra que la Pcia. de Buenos Aires es la única jurisdicción en toda la República Argentina que grava con más tasa más alta al vino que a la cerveza.

Comentarios

comentarios