El secretario de Ambiente de la provincia, Humberto Mingorance, sostuvo hoy que “todos los incendios y focos, que se originaron el 29 de diciembre, fueron extinguidos en su totalidad. El más grande fue extinguido y está siendo controlado. Ahora entramos en una fase que se denomina guardia de cenizas, tarea que en su gran mayoría realizan los mismos productores. Se quedan en el lugar para vigilar que no se vayan a reavivar estos focos”.

El secretario de Ambiente destacó el hecho de que “no hubo que lamentar ninguna pérdida humana. Entonces esta premisa de cuidar no sólo a los brigadistas sino también a las personas que viven y trabajan en el lugar se cumplió y el resultado fue muy bueno”.

Últimos focos

Las precipitaciones en las zonas más cercanas a la ruta 188 y a General Alvear no sólo no llegaron hasta el Norte sino que ocasionaron nuevos focos de incendio como consecuencia de los rayos que cayeron en el lugar. Uno de ellos impactó en Colonia Soitue donde el fuego fue controlado por aviones hidrantes. Mingorance indicó que luego del apoyo aéreo “pudimos mandar brigadas y maquinarias a un nuevo foco de 20 hectáreas, más cerca de la zona de 25 de Mayo, que ya está controlado y extinguido, en guardia de cenizas”.

“Van a quedar dos topadoras y una motoniveladora de Vialidad Provincial, en forma permanente hasta marzo, para poder cubrir estas guardias de cenizas y para atender focos que se den a futuro, que seguramente, se van a dar”, agregó el secretario de Ambiente.

El equipo que intervino

Se trabajó en forma conjunta entre Nación, Provincia, Municipios. Además se sumó a las tareas el sector ganadero. “En total trabajaron cerca de 800 personas. Un poco más de la mitad fueron los mismos productores. También hay que destacar la labor de brigadistas, maquinistas, el apoyo logístico, geógrafos que mapearon de forma permanente la situación de los puntos de calor y que referenciaban la información que traían los vuelos de avistaje”, dijo el secretario.

Un reconocimiento especial tuvieron, por parte del secretario, los bomberos voluntarios que se movilizaron desde distintos puntos de la provincia para sumarse a la tarea.

En cuanto a la posibilidad de prevenir, Migorance explicó que hay casos que se no pueden preveer. “Un ejemplo es el del propio presidente de la cámara de ganadería Roberto Ríos, que tiene su campo impecable pero recibió un rayo. No es una cuestión de descuido, sino fortuita. Van a haber tormentas, afortunadamente por el agua, pero desafortunadamente son tormentas secas en las cuales llueve poco y caen muchos rayos”.

Recomendaciones para la población

“Para los que son productores, hay dos recomendaciones básicas. No hay que olvidar que un productor fue detenido porque en el medio del incendio estaba prendiendo fuego su campo, porque esto hace que se generen mejoras de pasturas. Entonces no hay que generar fuegos intencionales en los campos y hay que tratar de mantener las picadas cortafuego de la manera que corresponde”, dijo Mingorance.

Impacto

“A partir del lunes, en forma conjunta, tanto los ganaderos como la Dirección de Ganadería van a comenzar con las evaluaciones. Nosotros mañana vamos a viajar a Monte Coman, con la gente de Bosques Nativos. Junto con personal de Fauna realizaremos una primera evaluación del daño del ecosistema”, finalizó el secretario de Ambiente.

Comentarios

comentarios