width="600"

Luego de más de un mes de incógnitas y negociaciones, el radicalismo presentó en una bodega de San Martín su fórmula para pelar por la gobernación de la provincia que está integrada por Rodolfo Suárez y por Mario Abed, los intendentes de Capital y Junín, respectivamente.

A principios de febrero, el gobernador Alfredo Cornejo había anunciado que Suárez era el candidato del radicalismo para sucederlo en la gobernación pero el nombre de su compañero de fórmula quedó en la incógnita, debido a la presión de distintos sectores internos y también de aquellos que proponían, como la vicegobernadora Laura Montero, que a la fórmula la tenía que completar una mujer, para mantener la paridad de género que había iniciado Cambia Mendoza en 2015.

Por eso, la designación de Abed, pese a que estuvo negociada casi desde un principio entre el gobernador y el senador nacional Julio Cobos, se demoró más de un mes. “Cobos declinó sus aspiraciones a pelear por la Provincia si Abed acompañaba la fórmula”, comentó a este medio una fuente del riñón del gobierno.

Pero el asunto se demoró hasta este jueves, cuando en un almuerzo al mediodía realizado en Casa de Gobierno, el gobernador Cornejo y Suárez le ofrecieron a Mario Abed la precandidatura a gobernador. El anuncio formal se hizo durante la tarde, en una bodega al norte de San Martín, de la que participó también Raúl Rufeil, el candidato radical a la comuna de San Martín.

“Elegimos este lugar porque tiene que ver con el espíritu que nos anima. Muchas veces se piensan estos anuncios en un hotel céntrico, pero quisimos elegir este lugar porque con Mario Abed tenemos una propuesta federal para los años que vienen”, arrancó Suárez, en el predio de la “Bodega de los Contratistas”.

En el anuncio de la fórmula no estuvo el gobernador Cornejo, que habrá elegido ausentarse para darles todo el protagonismo a la dupla radical.

Suárez, que prometió un gobierno “que complete la tarea que ha inciado Cornejo, un gobierno de valores alejados del populismo”, destacó en Mario Abed “a un intendente que ha demostrado sobradamente sus políticas innovadoras en materia de vivienda, de reciclado de residuos y de vitivinicultura, con la bodega municipal. Políticas que queremos llevar a toda la Provincia”.

El intendente de Capital anunció que su gobierno tendría un espíritu “federal” y mirando a Raúl Rufeil, candidato a intendente pidió “que San Martín cambie, que se animen porque hay muchas cosas por hacer y vemos hoy la ausencia del estado municipal en este departamento. Por eso es muy bueno tener a Rufeil, un médico con mucho prestigio y proyectos para su San Martín”.

A su turno, Abed reiteró el compromiso mostrado por Suárez “para con todos los mendocinos”, pero destacó “que Capital y Junín son los dos departamentos que más han crecido en los últimos años. Por eso también esta fórmula es muy fuerte”.

Ya en carrera para la vicegobernación, Abed no dio el nombre de quien va a sucederlo en la comuna y prefirió señalar que “saldrá de la sana competencia de 5 o 6 postulantes”. Ellos son el ex funcionario municipal y legislador, Héctor Ruiz; el médico y concejal, Mario Ana; la presidente del Concejo, Sandra Astudillo; el secretario de Gobierno, Ricardo Morco y el director del hospital Perrupato, Omar Dengra.

Tanto Suárez como Abed coincidieron en que por el momento no está decidido quién los reemplazara en sus municipios.

Abed agradeció a todos “por haberme regalado mis 16 mejores años y por permitirme llegar hasta acá”. También subrayó la tarea realizada por Rufeil: “Ha dirigido el que seguramente es el segundo mejor hospital pediátrico del país. Ahora busca gobernar San Martín y todos queremos que eso ocurra, para que haga realidad el sueño de hacer crecer al departamento”.

Suárez y Abed deberá competir ahora con Omar de Marchi para definir qué fórmula será la elegida por Cambia Mendoza para competir por la próxima gobernación.

Comentarios

comentarios