2JQT4XGX
en
Videos

El bombardeo quirúrgico de posiciones militares e industriales del régimen sirio de Bashar al Assad se ha convertido para Emmanuel Macron en un «arma estratégica» de su Operación Reconquista de una opinión pública nacional inquieta por la multiplicación de conflictos inflamables. Interrogado por dos periodistas muy duros y correosos, Jean-Jacques Bourdin (BFM TV) y Edwy Plenel (Mediapart), más de dos horas y media, sobre un largo rosario de crisis, el presidente de Francia comenzó la noche del domingo por presentar los bombardeos como un «triunfo» para la comunidad internacional y un «éxito» en la guerra contra Daesh y el terrorismo islámico.

La gran entrevista con BFM TV (independiente) y Mediapart (izquierda radical) había sido negociada hace días, como segunda parte de la Operación Reconquista de la opinión pública, comenzada la semana pasada en TF1 (primera cadena nacional, privada). Debía estar consagrada a discutir todas las crisis nacionales: huelga de los ferroviarios (dos días por semana, durante un trimestre, hasta finales de junio), huelgas de pensionistas (a repetición), manifestaciones estudiantiles muy agrias (ocupación universidades, minoritarias pero tensas), desalojos tensos y violentos de zonas ocupadas por ecologistas radicales.

De entrada, esos y otros problemas de gran calado comenzaron por ser relegados a un relativo segundo plano. Periodistas y presidente comenzaron por debatir con mucho brío de los bombardeos contra las instalaciones de producción de armas químicas, en Siria.

Acusado de lanzar una operación militar «sin aval ni mandato de Naciones Unidas», Macron respondió de este modo: «Actuamos para hacer respetar las resoluciones de Naciones Unidas, violadas por el régimen sirio. No declaramos la guerra. Nos limitamos a realizar una operación quirúrgica, con éxito. Ahora debemos trabajar para lanzar un proceso diplomático».

Según Macron, el único compromiso militar que tiene Francia en Siria es la lucha contra Daesh, que está detrás de los principales atentados que ha sufrido su país en los últimos años. En ese sentido, Macron afirmó haber convencido a su homólogo estadounidense, Donald Trump, de mantener su presencia militar en Siria, pese a que había anunciado su intención de retirar sus tropas.

Tras los bombardeos, comenzó un duelo implacable con los dos periodistas, en el que Macron no dudó en polemizar de manera muy enérgica.

Comentarios

comentarios