El presidente Mauricio Macri, encabezó el acto de firma del Acuerdo Federal Energético, que contempla la implementación de políticas de Estado para garantizar el abastecimiento de energía a todo el país. En ese marco, afirmó que espera que las inversiones en el sector lleguen a los u$s 20.000 millones al año.

“Ya hay anunciados u$s 5.000 millones de inversiones y aspiramos a llegar u$s 20.000 millones por año”, afirmó el jefe de Estado.

Macri aprovechó el acto para cuestionar a la gestión kirchnerista por los “años de improvisación, mentira, ocultamiento, falta de control y de visión de largo plazo” en materia de energía que tuvo el gobierno anterior.

“Hicimos lo que había que hacer y no se hacía, dejando se engañarnos para lograr el desarrollo y así realmente reducir la pobreza, y para eso faltaba la energía”, remarcó. En ese sentido, sostuvo que su gestión logró “bajar los cortes de electricidad en un 45%”.

El Acuerdo Federal Energético se pergeñó con la participación de las 24 provincias, con la meta de “generar políticas de Estado en el sector energético que permitan garantizar un abastecimiento seguro de energía para todos los argentinos”.

El objetivo es que “se comprometen a establecer mecanismos de coordinación para la formulación y la ejecución de la política energética con el objetivo de avanzar hacia un sector energético más confiable, inclusivo, competitivo y ambientalmente sostenible”.

En ese orden, se creará el Consejo Federal de Energía como órgano consultivo para la política energética, con las facultades necesarias para presentar propuestas sobre esta temática.

El evento fue el segundo encuentro de Macri con los gobernadores provinciales en menos de una semana, luego de que firmara junto a los mandatarios locales un Pacto Federal de Modernización que, según el titular de la cartera de Modernización, Andrés Ibarra, permitirá hacer “un gasto más eficiente” por parte del Estado.

A tono con el año electoral, además de los gobernadores estuvieron presentes el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, y el diputado oficialista Eduardo Amadeo. Sin embargo, la presencia de miembros de Gabinete fue pobre, y varias sillas vacías debieron llenarse con personal de la Casa Rosada.

En Balcarce 50dieron el presente, entre otros, los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Chaco, Domingo Peppo; de Chubut, Mario das Neves (quien semanas atrás se mostró crítico con la gestión de Aranguren al frente de Energía y su accionar ante la crisis petrolera); de Santa Fe, Miguel Lifschitz; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Jujuy, Gerardo Morales; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; y los vicegobernadores de Buenos Aires, Daniel Salvador, de Mendoza, Laura Montero; de Córdoba, Martín Llaryora; de Santa Cruz, Pablo González, y el viceje de Gobierno porteño, Diego Santilli; así como funcionarios de Catamarca, Formosa, La Rioja y Salta.

Comentarios

comentarios