Así largaban esta mañana la primer manga de autos compuesta por los pilotos de Pegueot: Ciryl Despres, Stéphane Peterhansel,Carlos Sainz y la Toyota Gazoo Racing del qatarí Nasser Al-Attiyah.

El piloto francés Sebastian Loeb (Peugeot 3008 DKR) mostró su gran talento para conquistar el triunfo en una dura batalla junto a sus compañeros de equipo Carlos Sainz y Stéphane Peterhansel. Durante toda la especial las diferencias fueron mínimas en un recorrido de 330 kilómetros por arena, tierra y piedras.

El hombre de Alsacia se impuso con un tiempo de 3 horas 57 minutos 53 segundos, ha vencido a Carlos Sainz por 1’35 ” y Stéphane Peterhansel, que redujo su ritmo en los últimos kilómetros, por 3’16 ”.

Peterhansel sigue liderando en la clasificación general y Peugeot ha ocupado todos los lugares en el podio del día, en las arenas de San Juan de Marcona.

GENERAL:
1. Stephane Peterhansel (FRA/Peugeot), 10h36:072.
2. Sebastièn Loeb (FRA/Peugeot), a 6:553.
3. Carlos Sainz (Peugeot), a 13:06

Orlando Terranova (Mini) se retrasa en la general al no tener registro de su paso a partir del tercer WP, finalmente arribó a la meta con un registro de 3 horas 20 minutos por detrás del líder, Sebastian Loeb.

Emiliano Spataro sufrió un accidente en el km 180, tanto el como su navegante, Santiago Hansen se encuentran bien, la Duster sufrió daños en la suspensión delantera y debió esperar la asistencia.

El mendocino Lucio Álvarez aparece como el mejor argentino

Resultados provisirios


Los hombre de Toyota Gazoo Racing no tuvieron una buena jornada

Al-Attiyah y De Villiers tuvieron problemas y se retrasaron en la etapa de este martes, el qatarí tuvo un pinchazo al principio, pero se repuso. Sin embargo, en el kilómetro 204 se quedó parado por un problema mecánico. Pudo reiniciar la marcha, pero iba muy lento. Perdió mucho y finalizó a 54 minutos de Loeb. Puede que también diga adiós a pelea por el título 2018.

Despres con una rueda trasera rota

El expiloto de motos se topó con una piedra en el kilómetro 180 y rompió su rueda trasera derecha. El problema es que también dañó la suspensión. Él y su copiloto, el antiguo director deportivo del rally, David Castera, intentaron reparar el vehículo, pero no pudieron. Se debió quedar parado esperando al camión de asistencia de Peugeot. Adios a todas sus opciones.

Comentarios

comentarios