El Índice de Precios al Consumidor de la provincia de Mendoza subió en abril 3,3 por ciento, seis décimas por encima del promedio nacional, impulsado por el incremento del rubro “vivienda y servicios básicos”, lo que contempla a los incrementos de tarifas.

La segunda categoría que más impactó en la inflación del mes pasado fue “transporte y comunicaciones” y la tercera fue “atención médica y gastos para la salud”. Entre esos tres puntos explican 2,4 puntos porcentuales de los 3,3 que aumentó el IPC.

Los 0,9 puntos restantes se distribuyen entre indumentaria, alimentos y bebidas, equipamiento y mantenimiento del hogar, esparcimiento, educación y “otros bienes y servicios”.

Comentarios

comentarios