La festeja este fin de semana su Fiesta de la Ganadería de Zonas Áridas, un evento que se reliza en el paraje de La Gloriosa y que desde hace nueve años cuenta con la organización del municipio. De allí sale la representante local, que luego va a General Alvear, donde cada año se hace la Fiesta Nacional.

En medio de ese contexto de fiesta y celebración, es un momento oportuno para conocer cómo está la actividad ganadera en la Paz donde es, por lejos, la principal actividad económica del departamento.

Así, el primer y principal dato que resalta es que la ganadería en La Paz lleva 20 años de crecimiento sostenido y en estas dos décadas pasó de 20 a 50 mil el número de cabezas de ganado existentes, un crecimiento que no solo habla del empuje que tiene la ganadería bovina en el departamento sino del potencial que muestra la actividad, y sobre el que los distintos sectores –productores y gobierno- coinciden.

En La Paz hay algo más de350 productores de ganado bovino y con una particularidad, la mayoría de ellos son medianos y pequeños ganaderos ya que el 80% de los productores es dueño de solo el 20% de la hacienda; de esta manera, la mayor cantidad de cabezas está repartida entre unos pocos hacendados.

En este contexto, la tarea principal del municipio es la de asistir a los puesteros y pequeños ganaderos con hasta 50 cabezas, que es el sector más débil de la cadena y teniendo en cuenta que los grandes productores conocen los secretos de un buen manejo del rodeo.

“Hay dos o tres temas claves para hacer de la ganadería en el desierto una actividad rentable y el principal de ellos es conocer y aplicar al ganado un destete precoz”, sostienen en el área de Desarrollo Socioeconómico del municipio: “Esto implica sacarle el ternero a la vaca cuando ya no es necesario que tome más leche”.

En la comuna hablan de la técnica 60/60 es decir que el ternero es destetado a los 60 días o a los 60 kilos de peso, lo que ocurra primero. Con este método se gana, más que nada, la posibilidad de que la vaca vuelva a engordar y, principalmente, quede otra vez preñada.

“Una vaca que tiene al ternero más allá de los 60 días, no engorda, no queda preñada y come sin dar rendimiento”, razonan los productores y así, la técnica del destete precoz con la que la comuna inició en 2014 una campaña de concientización es la principal herramienta para un mejor rendimiento del ganado.

Lo segundo y también un aspecto que trabaja el municipio es el mejoramiento de la hacienda, para lo cual la comuna entrega sin costo a los productores de hasta 50 cabezas, la vacuna de la aftosa; también se apunta al mejoramiento de la genética de los animales y una manera de lograrlo es introduciendo en los campos buenos toros. En ese sentido, la comuna prepara por estos días un crédito a una tasa menor a la del mercado, destinado a los pequeños ganaderos y para la compra de toros.

Entre los aspectos que quedan por resolver está el de la infraestructura; los productores coinciden que hacia el sur de la villa cabecera hay caminos, agua y energía, pero que hacia el norte es un faltante a resolver. “Hay mucho potencial ganadero en el departamento, pero hacia el norte faltan mejores caminos, agua y energía”, dicen algunos.

Finalmente y debido a la salinidad que muestra el agua en muchas zonas de la Paz, desde el gobierno provincial se estudia la posibilidad de construir un acueducto ganadero: la obra, que está en etapa de proyecto tendría una extensión cercana a los 300 kilómetros y llevaría agua desde una perforación en la villa cabecera hacia distintas regiones ganaderas del departamento, con la idea de acercar un agua de mejor calidad.

Comentarios

comentarios