A días del inicio de una nueva vendimia y cuando incluso ya hay alguna cosecha incipiente en la región, hay gran preocupación en muchos de los productores de la zona este, que ven como los costos suben a precio de dólar pero el valor de la uva se mantiene planchado e incluso por debajo del ofrecido el año pasado.

En ese contexto, la Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza (Aproem) viene realizando en la región una serie de reuniones con productores, para escuchar reclamos e ir delineando un plan de lucha que, llegado el caso, no descarta un caravanazo hacia Casa de Gobierno.

“La situación es muy complicada, al punto que mucha gente no sabe todavía, cuando quedan unos pocos días para el inicio de la cosecha, cómo hará para levantar la uva, ya que los costos están por las nubes y el precio de la uva se mantiene deprimido”, explicó Javier Garavaglia, de Aproem, entidad que la semana pasada se reunió con productores de Montecaseros y que en la noche de este miércoles lo hará con los de Rivadavia, en un encuentro en el club La Central.

“El año pasado me pagaron $ 500 el quintal de criolla y este año, la bodega me ofrece solo $ 380 ¿Cómo hago para sostener la finca cuando los costos han subido el 200 y hasta el 300 por ciento”, comentó un productor durante la última reunión.

Desde Aproem subrayan el esfuerzo que ha hecho el Gobierno para ofrecer créditos a productores a una tasa del 29% anual, mucho menor a la que ofrecen los bancos privados. “El problema es que igual resultan impagables. No hay manera de que un productor pueda acceder a un crédito porque lo que le ofrecen por su uva es menor que lo que le dieron el año pasado”.

En la mañana de este martes, la mesa directiva de Aproem se reunió en la comuna de San Martín con el titular del área de Desarrollo Económico, Emir Naciff, a quien pusieron al tanto de la situación.

“Desde el municipio es muy poco lo que podemos hacer porque no tenemos las herramientas ni los fondos necesarios. De todos modos, la idea es proponerle al resto de los departamentos, conformar una mesa regional de vitivinicultura, donde se discuta este tema, se busquen herramientas de solución y, principalmente, se escuche al productor”, dijo Naciff.

Mientras tanto, Aproem redactó un documento dirigido al gobernador Alfredo Cornejo, donde subraya los problemas por los que atraviesa la vitivinicultura de la región y propone una serie de medidas.

Entre ellas, Aproem pide implementar un operativo de compra de uvas criollas, tintas y blancas, para mosto y vino, con la idea exportarlos y disminuir así los excedentes; también piden el bloqueo de vinos de las bodegas que importaron en los dos últimos años; además solicitan que el INV suspenda el otorgamiento de nuevos viñedos, al menos por un plazo de 5 años.

“Vamos a seguir con las reuniones de productores, escuchando a la gente y armando un plan de lucha. Creemos que el Gobierno nos tiene que escuchar porque el panorama es muy delicado. Llegado el caso, no está descartado un caravanazo hacia Casa de Gobierno, eso es algo que podría definirse en la reunión de La Central”, cerraron desde Aproem.

Comentarios

comentarios