La comisaría 12 de San Martín tiene nuevo domicilio al que mudarse, luego de que el Ministerio de Seguridad descubrió, meses atrás, que su actual ubicación en calle España es “inhabitable” y que incluso “corre riesgo de derrumbe”.

La noticia del traslado fue confirmada a este medio por el mismo Ministerio, que acordó con los propietarios del lugar, firmar en los próximos días por el alquilar una enorme vivienda de dos pisos en calle Albuera al 531, muy cerca de la estación de GNC La Jirafa.

La fecha de la mudanza aún no ha sido determinada y es que la propiedad donde comenzará a funcionar la comisaría 12 y también la Fiscalía, debe ser adaptada a las necesidades mínimas de estas dos instituciones de la Justicia. “El lugar es grande pero obviamente no fue construido para que funcione una comisaría, es por eso que hacen falta arreglos y modificaciones. Entre otras cosas hay que armar los calabozos”, explican desde el Ministerio, aunque aseguraron que “la mudanza no va a demorar demasiado, tiene que hacerse lo más pronto posible”.

Pero la mudanza a la calle Albuera al 531 no fue una decisión fácil ya que antes de llegar a ese destino, la comisaría 12 estuvo buscando alquiler en distintos lugares, al menos en media docena de posibles locaciones, todas en la ciudad de San Martín, pero que así como surgieron se fueron cayendo. El problema es que no resulta fácil encontrar un lugar adecuado para el funcionamiento de una comisaría con su fiscalía.

Hay que recordar que la mudanza de la comisaría 12 de su actual domicilio en España y Salta, a un par de cuadras de la municipalidad, se volvió una tarea impostergable, luego de que un examen técnico del Ministerio de Seguridad descubrió que el lugar no es habitable y que incluso, corre peligro de derrumbarse: “La construcción no es antisísmica e incluso hay paredes que no tienen columnas”, resumieron los técnicos, que aconsejaron “el desalojo inmediato del edificio”.

Pero claro, no es sencillo encontrar un lugar que se acomode al funcionamiento de una comisaría con su fiscalía, en la que trabajan casi un centenar de personas y donde todo el tiempo hay público y personas detenidas.

Es así que durante los últimos cuatro meses, y luego de conocida en noviembre la necesidad de la mudanza, las autoridades de la comisaría 12 estuvieron buscando junto con el Ministerio, el lugar al que mudarse. Y hubo muchas ideas, el domicilio de una ex clínica en Pirovano y el antiguo edificio del Cuerpo Médico Forense, en calle Avellaneda, entre otras. “Por distintos motivos, todas se fueron cayendo, incluso estuvo la posibilidad de mudarnos a una vieja bodega pero tampoco resultó”, confió a Arriba el Este una autoridad de la comisaría.

Comentarios

comentarios