La comisaría 12 no puede seguir usando el edificio que ocupa en calle España y Salta, a un par de cuadras de la comuna y debe salir a buscar un lugar para alquilar. El motivo es que el inmueble donde se ubica desde 1996 no cumple con las normas de construcción antisísmica que exige el Código de Construcción de la provincia y ha sido calificado como “inhabitable”, tras una inspección que hizo en estos días, el Ministerio de Seguridad.

“Esta comisaría no puede seguir funcionando más acá y tenemos que buscar un lugar para ir a alquilar, lo que es todo un tema porque la mudanza la tenemos que hacer junto con la fiscalía”, comentó el comisario Facundo Quiroga, a cargo de la 12.

La novedad sobre el estado preocupante en el que se encuentra el edificio de la comisaría 12 es muy reciente, ya que esta semana, técnicos del Ministerio de Seguridad estuvieron examinando el inmueble, con la idea de evaluar qué mejoras o ampliaciones requiere el edificio: “La sorpresa es que el edificio no se puede habitar. Tiene una construcción de ladrillos encadenados en la que no hay columnas ni tampoco hierro, y eso no está permitido por el Código de Edificación de la provincia”, resumieron desde el Ministerio, donde la noticia cayó como una verdadera bomba: “Hay que salir a buscar un lugar y no es sencillo, no hay tantos edificios en condiciones de albergar una comisaría”, admiten desde el Ministerio.

El estudio técnico que el Ministerio de Seguridad hizo en el edificio de la comisaría 12, tiene que ver con un plan de restauración que el gobierno lleva adelante, para restaurar las dependencias de la policía: “En ese contexto y para determinar qué debía ser refaccionado o ampliado es que se hizo un estudio a la comisaría, pero la verdad es que el lugar no está en condiciones de ser habitado”, subrayan desde el Gobierno.

El problema es que salir a buscar alquiler para una comisaría y una fiscalía no es tarea sencilla: “Necesitamos un lugar con espacio para oficinas y con lugar para armar un par de calabozos. No es fácil”, insiste el comisario Quiroga.

Por lo pronto, las autoridades policiales solo han podido identificar dos posibles destinos para la mudanza, aunque en cualquier caso, ninguno sería inmediato: el primero de ellos es en calle Privano, donde funcionaba la clínica Luque: “Hay espacio para muchas oficinas y para armar los calabozos”, dice el comisario sobre esa posibilidad; la otra, es que se muden a las dependencias que hoy tiene el Cuerpo Médico Forense en calle Avellaneda.

De todos modos y sea cual sea el destino final de la comisaría 12 y la fiscalía, la solución de fondo será la construcción de un nuevo edificio, aunque ese asunto hoy ni siquiera es un proyecto: “Nos sorprendió a todos el mal estado del edificio”, resumen en el gobierno provincial.

Comentarios

comentarios