La Secretaria de Ambiente suspendió la multa que a fines de agosto le había impuesto a Junín por una poda indiscriminada que realizó el municipio y que, en principio, habría afectado a unas 2.800 plantas de Ciudad y algunos distritos.

El municipio logró congelar el reclamo de la multa, que asciende a $6.885.000 y ahora busca conmutar esa sanción económica por un “resarcimiento en especies”, lo que significa que Junín se ahorraría el desembolso millonario de la multa, pero a cambio de forestar algún sector del departamento, una salida que se acordaría en los próximos días.

Hay que recordar que entre junio y agosto, el municipio de Junín encaró una poda agresiva del arbolado público del departamento, que terminó reduciendo a un tercio, buena parte de los árboles de distintos barrios de distritos como Ciudad, La Colonia y Los Barriales. La comuna sostuvo que el trabajo obedecía a diversos requerimientos, pero que los dos más importantes tenían que ver con proteger a los vecinos y erradicar aquellas plantas enfermas o en vías de enfermarse.

“El clima está cambiando y las tormentas son cada vez más fuertes, por lo que tenemos que tomar medidas para evitar que una rama o incluso todo un árbol caiga sobre una vivienda o un auto”, explicó a mitad de año el intendente Mario Abed: “Ya hemos tenido lamentablemente muchos accidentes productos de ramas que se desprenden e incluso, la muerte de un hombre en calle 9 de Julio, de La Colonia y no podemos permitir que esto siga ocurriendo”.

De esta manera y con una cuadrilla de casi 30 obreros, el municipio inició una poda muy agresiva, que despertó el reclamo de muchos vecinos y luego, la intervención de la Dirección Recursos Naturales, que determinó que, con su poda, la comuna había dañado gravemente unos 2.800 árboles por fuertes rebajas en sus ramas primarias y secundarias. Incluso más, en la resolución que dicta la multa, la Secretaria de Ambiente llegó a asegurar que se había puesto en riesgo la supervivencia de todas esas plantas y así, multó a la comuna conducida por Abed, con casi siete millones de pesos, la sanción más grave por una poda en la región, de la que se tiene memoria.

A fines de agosto, la Secretaria de Ambiente le dio al municipio de Junín un plazo de 30 días para pagar la multa y todo hacía prever que, efectivamente, la comuna debería pagar, pero lo cierto es que interpuso un recurso que logró frenar el cobro y ahora, busca canjear el reclamo de ese dinero por una nueva plantación, propuesta que sería aceptada en los próximos días.

Así, el municipio de Junín podría ahorrarse el pago en efectivo de casi siete millones de pesos, aunque de todos modos deberá meter mano al bolsillo para adquirir los plantines necesarios para hacer la reforestación propuesta. En cualquier caso, Abed entiende que ese resultado sería mucho mejor que, de alguna manera, la Dirección de Recursos Naturales le reconocería que la poda no fue del todo dañina: “Nunca quisimos dañar el arbolado público y de hecho, ahora está brotando todo lo que podamos.

Nosotros apostamos a la seguridad de los vecinos y a erradicar las plantas enfermas. Creemos que el monto de la multa fue desproporcionado y por eso es que también hicimos el reclamo”, cerraron desde la comuna.

Comentarios

comentarios