Abed Legislatura

El intendente de Junín, Mario Abed, se reunió este martes con legisladores miembros de la comisión de Legislación y Asuntos Constituciones para pedir que autoricen al municipio a comprar al Fondo de Transformación y Crecimiento, la deuda que mantiene la tradicional bodega Carricondo y que la llevó a la quiebra.

Según explicó, “la intención es reactivar la bodega para movilizar el mercado laboral en Junín” y que para ello es necesario que la municipalidad “compre la bodega Carricondo que está en quiebra hace siete años, al FTyC, para elaborar vino y mosto”.

Adelantó que inicialmente el monto que erogará el municipio es de seis millones de pesos y que luego con intereses alcanzaría los nueve millones. “También será necesario realizar refacciones para que pueda funcionar”, aclaró.

El jefe comunal explicó además que la compra de este crédito contiene un programa que consiste en la adquisición de una estación de servicio por parte del municipio -operación que ya se ha hecho- para traer gasoil de YPF. El objetivo es abastecer a todos los productores que tengan vinos en la bodega municipal para que puedan trabajar su finca, y el respaldo de los productores será el vino que estará dentro de la misma.

Por su parte, el presidente de la comisión, Jorge Albarracín (UCR), dijo que hay consenso entre los legisladores para que este proyecto consiga un despacho favorable y sea tratado en breve en la Cámara Baja.

De esta manera “se autorizará al Fondo de Transformación y Crecimiento a ceder a la intendencia de Junín, los derechos litigiosos provenientes del contrato de préstamo con garantía hipotecaria y prendaria celebrada en 2007 con la firma Pedro Carricondo e Hijos S.R.L”, añadió el legislador.

Comentarios

comentarios