En la tarde de este miércoles y acompañada por una extensa caravana de vehículos, trafics y colectivos llegó a Rivadavia la Reina Nacional de la Vendimia, Julieta Lagos (21), que se mostró muy emocionada por el recibimiento y el cariño de la gente: “Solo tengo palabras de agradecimiento. Estoy muy feliz de volver a mi tierra y de haber cumplido con este sueño”, dijo la flamante Reina, la quinta que corona Rivadavia en toda su historia.

La llegada de Julieta a Rivadavia ocurrió pasadas las 18:30 y en el ingreso a la ciudad por la doble rotonda de Mundo Nuevo, en el límite con Junín. Allí, la flamante mandataria de la Vendimia subió al carro departamental, el mismo con el que recorrió la Vía Blanca y el Carrusel, y acompañada por su corte de reinas distritales comenzó a andar por la calle San Isidro, donde centenares de personas se acercaron para saludarla y verla pasar.

“Tenemos que estar orgullosos en Rivadavia de la Reina que tenemos porque es una chica muy simpática, linda y sencilla, que son cualidades que no suelen darse al mismo tiempo en una mujer”, opinó Rosa Villegas, una de las tantas personas que acompañó con un saludo el paso de la Reina Julieta.

Desde temprano, la comuna había estado anunciando por las radios locales y en las calles, en retorno al departamento de Julieta Lagos, que fue coronada como Reina Nacional de la Vendimia en la madrugada del domingo y al cierre de la fiesta “Constelación del Vino” y donde resultó electa como virreina, la tupungatina María José di Marco, la primera mamá coronada en una vendimia nacional.

La caravana también hizo un pequeño recorrido por las inmediaciones de la casa de la Reina, donde centenares de personas se arrimaron para saludarla, en uno de los pasajes más emotivos del largo recorrido.

“Muy emocionado por todo lo que le toca vivir. Mi hija es una chica que se hace querer, pude comprobarlo durante los días previos a la fiesta porque todo el mundo la saludaba y muchos me decían que ella sería la Reina”, comentó Javier, el papá de Julieta.

Así y acompañada por algo más de un centenar de vehículos, motos, la policía y los bomberos, Julieta fue recorriendo calle San Isidro hasta la explanada del municipio, donde se habían reunido la mayor cantidad de gente; fueron casi 4.000 personas en la calle, en la peatonal y sobre la plaza las que se arrimaron para saludarla.

El intendente Miguel Ronco había dispuesto un recibimiento acompañado por una gran fiesta popular, con la actuación de Joaquín Aguilar y de Los Herederos. “Muy contento, primero como vecino de Rivadavia y también como intendente. La verdad es que estamos agradecidos con Julieta, que trajo al departamento la Corona Nacional”, dijo Ronco durante la recorrida y casi sin voz.

Comentarios

comentarios