Debido a que en los últimos días se confirmó la muerte de seis personas a raíz de la bacteria estreptococo pyogenes, en Mendoza las consultas en los hospitales aumentó de manera considerable.

El lugar que mayor concentró esas consultas fue el Hospital Pediatrico “Humberto Notti”, que congregó a una gran cantidad de madres preocupadas porque sus hijos presentaban algunos problemas respiratorios y síntomas de la bacteria.

Ante esto según se informó en solo dos días se registraron más de mil consultas en el nosocomio provincial. Esta situación también se ha producido en diferentes centros de Salud provinciales.

“En agosto las consultas bajaron a 10 pacientes por día y, este miércoles atendí a 25 pacientes”, explicaron desde adentro.

Ante esto la propia ministra de Salud de Mendoza, Elizabeth Crescitelli, emitió un comunicado para llevar tranquilidad a los ciudadanos. “Quiero llevar tranquilidad a la población de Mendoza y volver a asegurar que no estamos en ninguna situación de emergencia epidemiológica. La vigilancia que se realiza en la provincia es tanto sobre el sector público como privado”, indicó.

Además pidió a la población que no se dejen atemorizar por las cadenas de WhatsApp que están circulando. “Si hubiera otra situación no tengan duda que seremos los primeros en informarlo”, agregó. De esta manera reafirmó que en Mendoza aún no se ha registrado ningún caso.

Sin embargo y ante la creciente demanda de consultas, la doctora Sánchez Sapponi recomendó: “En caso de que los chicos presenten fiebre los padres deben hacer lo mismo que les recomiendan en estos casos los pediatras, es decir, controlarlos, bajar la temperatura, pasada las 24 horas del inicio de la fiebre consultar con sus pediatras de cabecera o del centro de salud y, en caso de que los especialistas lo requieran necesario, derivarlos al Notti”.

Por su parte, Pablo Melonari, Jefe de Infectología del Notti, refirió que la provincia no está en alerta epidemiológico por la infección.

“Este año hubo en el Notti 5 casos graves de estreptococo pyogenes que llevaron a que los chicos tuvieran que ser internados en terapia intensiva pero luego se recuperaron y están sin secuelas. El año pasado hubo 15 casos y no se registraron pacientes fallecidos”, afirmó.

Recordemos que los principales síntomas de esta bacteria son: fiebre, dolor de garganta, vómitos, malestar en la garganta, rechazo de alimentos, dificultad respiratoria, anginas, faringitis y lesiones en la piel.

Comentarios

comentarios