La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, acordó con la agencia estadounidense antidrogas DEA el despliegue de una fuerza especial en el noreste del país con el objetivo de combatir al narcotráfico.

“Mantuvimos una reunión con Robert Patterson, director de la DEA, con quien profundizamos el trabajo en equipo para seguir combatiendo al narcotráfico”, señaló la funcionaria nacional en su cuenta de Twitter, junto con dos fotos del encuentro llevado a cabo en Washingto.

La instalación de una fuerza estadounidense fue anunciada el viernes por la integrante del Gabinete en declaraciones a periodistas en la capital norteamericana.
La unidad se sumará a otra ya operativa en el noroeste de la Argentina, en donde los agentes norteamericanos colaboran con las fuerzas federales.

Tendrá por misión “reunir y analizar información y preparar acciones” policiales, según indicó la funcionaria a la prensa local.

Los nuevos agentes de esta fuerza especial serán desplegados en la zona fronteriza con Brasil y Paraguay, que se sumarían a los que ya operan en la zona limítrofe con Bolivia y Chile.

La Argentina es principalmente un lugar de tránsito para la droga producida en países de la Cordillera de los Andes y despachadas hacia destinos como Europa y África.

Comentarios

comentarios