Los gobernadores de La Pampa y Mendoza, Carlos Verna y Alfredo Cornejo, enviaron pedidos formales de reunión al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para dialogar sobre el conflicto entre ambas provincias por el manejo del caudal del río Atuel, luego de que un fallo de la Corte Suprema ordenara encauzar un esquema en conjunto.

Verna le pidió a Frigerio que convoque con carácter de “urgente” a una reunión este miércoles con su par de la provincia de Mendoza.

El objetivo es empezar a cumplir con una decisión de la Corte Suprema, que dispuso que en el plazo de 30 días se fije un caudal hídrico apto para la recomposición del ecosistema que resultó afectado en el noroeste de La Pampa.

El fallo del máximo tribunal emplaza a que, en 120 días, se establezca un plan de obras para asegurar agua a La Pampa.
El mandatario pampeano argumentó en la nota que la reunión debe hacerse a la brevedad a raíz del fallo. La Corte indicó que el programa de ejecución de obras deberá elaborarse en el marco de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI).

La Pampa formuló una demanda invocando “el derecho humano al agua”, en la que reclama el “cese del daño ambiental” que, según su postura, le provoca desde hace décadas Mendoza con el “uso abusivo” del río.

Por su parte, Cornejo le pidió por carta a Verna fijar una reunión “con la mayor premura posible”, y le envió una copia a Frigerio. Propuso que “esta primera reunión se celebre en el ámbito del Ministerio del Interior lo antes posible”, debido a que entiende que “el Estado nacional debe ser parte en dicho proceso de diálogo”.

El gobernador de Mendoza también propuso que en el encuentro, además de Verna y Frigerio, esté presente un enviado de la Corte Suprema.

Comentarios

comentarios