El ex Presidente de Estados Unidos George W. Bush cree que “hay pruebas bastante claras de que los rusos interfirieron” en las elecciones de 2016 en EE.UU.. Aunque no mencionó por su nombre al actual Mandatario, Donald Trump, Bush pareció criticar las decisiones del jefe de Estado en materia de inmigración, así como por intentar un acercamiento con Rusia.

“Hay pruebas bastante claras de que los rusos interfirieron”, dijo Bush Durante una charla en Abu Dhabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, y organizada por el Milken Institute, un grupo de estudios económicos con sede en California.

“Si tuvieron efecto en el resultado es otra cuestión”, añadió. Bush también consideró que “es problemático que una nación extranjera esté implicada en nuestras elecciones. Nuestra democracia solo es buena si la gente confía en los resultados”.

Agencias de inteligencia estadounidenses han concluido que Rusia intervino en los comicios de 2016. Hay numerosas investigaciones en marcha para determinar si la campaña de Trump asistió al Kremlin en sus esfuerzos, aunque el Mandatario ha negado varias veces cualquier “colusión” con Moscú.

Alta funcionaria de EE.UU. lo confirma Sumado a las declaraciones de Bush, este jueves, una alta funcionaria del Departamento de Seguridad Nacional confirmó que los servicios gubernamentales rusos intervinieron los sistemas estadounidenses.

En una entrevista con NBC News, Jeanette Manfra, jefa de la sección de ciberseguridad, afirmó que “no hay duda” de que los rusos penetraron los sistemas de registro de votantes en 2016, año que se llevaron a cabo las elecciones en el país norteamericano.

“Vimos un objetivo de 21 estados y un número excepcionalmente pequeño de ellos fueron realmente exitosamente penetrados”, sostuvo.

Comentarios

comentarios