La Bendición de los Frutos inaugura oficialmente los actos centrales de Vendimia en Mendoza. En la ceremonia, se agradece a Dios por la cosecha y se entrega el nuevo vino ante la presencia de la patrona de los viñedos, la Virgen de la Carrodilla.

En los inicios de la vitivinicultura provincial, los primeros parrales se plantaron junto a las capillas, con el objetivo de proveer las uvas que se transformarían en el vino para oficiar las misas.

La primera Bendición de los Frutos se realizó el 2 de abril de 1938, en la Rotonda de los Caballitos de Marly, por iniciativa del gobernador Rodolfo Corominas Segura. En esa oportunidad, se utilizó el escenario del Parque General San Martín.

En 1939, por cuestiones de espacio, la celebración se trasladó a lo que hoy es la Rotonda de la Calesita. Recién en 1946, la Bendición de los Frutos se comenzó a desarrollar en el Prado Gaucho del Parque General San Martín.

En los últimos años, la ceremonia se traslada al interior de la provincia, con el objetivo de profundizar el carácter federal de la fiesta vendimial. En la edición anterior, fue Rivadavia el departamento elegido. En esta oportunidad, será La Paz el escenario de la Bendición de los Frutos 2019.

Comentarios

comentarios