España es uno de los grandes candidatos a ganar el Mundial de Rusia y demostró su jerarquía en Málaga, donde aplastó 5-0 al seleccionado de Costa Rica en un amistoso internacional.

Jordi Alba abrió el camino para España en La Rosaleda, entrando por la banda izquierda a los seis minutos de juego. A los 22, Álvaro Morata amplió para que la Roja se vaya 2-0 al vestuario.

Una de las figuras de la tarde fue David Silva, quien aportó a los 51 y 55 minutos dos tantos para liquidar la historia, mientras que Andrés Iniesta, con un golazo, le puso la cereza al postre.

La única preocupación para España fue la salida por lesión de Isco, una de las figuras del equipo. El talentoso volante pidió el cambio luego de una dura infracción de Kendall Watson.

“Estamos satisfechos por el partido, me deja contento la actitud del equipo”, afirmó Lopetegui en la rueda de prensa posterior al encuentro disputado en el estadio de La Rosaleda.

Comentarios

comentarios