El gobierno nacional no otorgará un bono de fin de año para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Tampoco habrá un plus para los empleados públicos, a diferencia de lo que sucederá en Mendoza.

“Este año es distinto”, señalaron desde la Casa Rosada. En ese sentido, sostienen que la previsibilidad que se logró con la inclusión de cláusulas gatillo en los acuerdos paritarios con los gremios posibilitó que el diálogo con la central obrera hoy se centre en otra etapa.

En cuanto a los estatales, que el año pasado habían recibido una suma que rondó los $2.000 y los $3.500, este año no tendrán su bono.

Las que si tendrán un plus serán las organizaciones sociales. Se otorgará un pago por única vez de $2.200 que el Gobierno otorgará a los cerca de 400 mil trabajadores de la economía popular. Esos 900 millones de pesos están contemplados en el presupuesto de Desarrollo Social.

Este bono se explica como un gesto hacia la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) para amortiguar reclamos.

Comentarios

comentarios