Tanto en Mendoza como en San Juan, más de 70 productores de uva en fresco participaron en capacitaciones ofrecidas por agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) sobre el uso del sistema para obtener el Documento de Tránsito Vegetal (DTV).

Además de productores, en los encuentros estuvieron presentes empacadores, transportistas, representantes de asociaciones, de cámaras frigoríficas, de despachantes y otros actores que integran esta cadena productiva.

El uso del DTV es obligatorio para realizar cualquier movimiento de uva con destino a consumo en fresco, de acuerdo a la normativa vigente (Disposición DNPV 6/2016). De ahí la importancia de este tipo de capacitaciones, en las cuales los interesados pueden expresar sus inquietudes, dudas y sugerencias acerca de los mecanismos y procedimientos empleados en dicho sistema.

Los capacitadores, agentes pertenecientes a la Dirección Nacional de Protección Vegetal del Senasa, explicaron la utilidad del DTV, que permite observar la trazabilidad de los productos en tránsito desde que salen del establecimiento productivo y a lo largo de toda la cadena de comercialización (empaques, cámaras, mercados, etcétera). Asimismo, informaron al público sobre los procedimientos para obtenerlo a través del Sistema Integrado de Gestión del Documento de Tránsito Vegetal (SIG-DTV).
El trámite puede realizarse mediante la modalidad “autogestión”, que se encuentra disponible en la página web del Senasa, o puede tramitarse personalmente en las oficinas del Organismo.

Desde la implementación de su Resolución Nº 31/2015 que establece la obligatoriedad del uso del documento sanitario, el Senasa continuamente realiza este tipo de capacitaciones. Los productos alcanzados por la norma hasta el momento son los cítricos, el algodón y la uva de mesa.

Comentarios

comentarios