El dato es por lo menos curioso: en la zona este de Mendoza no existe un servicio de Gastroenterología en manos del estado y todos los estudios que pueden realizarse al respecto son privados o los pacientes deben viajar a Mendoza.

Pero esa situación de inequidad respecto a otras regiones de la provincia acaba de cambiar, ya que el hospital Saporiti, de Rivadavia acaba de inaugurar su Centro Regional de Endoscopía Digestiva, es decir, un servicio de Gastroenterología que promete atender pacientes de todo Rivadavia y del resto de la región.

“Lo que había hasta ahora era una situación compleja en la que la gente tenía que viajar al Central o al Lagomaggiore para sacar turno y esperar, tal vez un par de meses hasta poder tener los resultados, con la pérdida de tiempo y viajes que eso implica”, explicó Manuel Liberal, director del Saporiti. Desde ahora la situación cambia y el Saporiti suma un servicio completo de Gastroenterología, que será conducido por el especialista Alejandro José. Es un paso fundamental para la región ya que ni siquiera el hospital Perrupato cuenta con un equipo como éste.

El equipo para realizar los diversos estudios de gastro y colonoscopia tiene un valor de 500.000 pesos que en este caso fueron pagados entre la comuna y la cooperadora del Saporiti: “Acá lo que hubo fue mucha gestión y la necesidad de convencer a otros de que contar con un servicio como este era importante para Rivadavia”, agregó Liberal.

Como encargado del servicio, Alejandro José supone que atenderá a pacientes no solo de Rivadavia sino de toda la región: “Incluso van a ser derivados por los distintos centros de salud, entre otras cosas en el marco del programa nacional de prevención del cáncer de colon, que se realiza a los pacientes mayores de 50 años sin síntomas”, explicó el especialista y completó: “De hecho, uno de los primeros pacientes que se atendió en este nuevo servicio es uno que llegó derivado desde uno de los centros de salud, para un estudio de colonoscopía”.

En el municipio están satisfechos con los avances en el Perrupato y de hecho, la comuna hace algunos años también colaboró con la compra de un mamógrafo, equipo que también se compró en acuerdo con la cooperadora del Saporiti: “Contar con un servicio de Gastroenterología es importante, no solo porque no existe ninguno dentro del sistema de salud público de la región, sino porque además son estudios caros en el ámbito privado, que suelen superar los 3.000 pesos y no todo el mundo está en condiciones de pagarlo”, dijeron desde el Ejecutivo municipal.

El servicio ya está funcionando y atiende en lo que originalmente era la cocina del bufet, que fue reacondicionada para su nueva tarea. Así y además del equipo de primera línea, José cuenta con la colaboración de un enfermero, que además hace el trabajo administrativo de la sección y eventualmente con los anestesistas del Saporiti. Además, el hospital está preparado para realizar intervenciones quirúrgicas si el resultado de algún examen que arroje el Centro Regional de Endoscopía Digestiva así lo requiere: “La verdad es que hemos conseguido esto con mucho esfuerzo y colaboración, y viene a llenar un vacío que existía en esta especialidad”, cerró el director Manuel Liberal.

Comentarios

comentarios