El Registro Civil de La Dormida está en medio de una reestructuración que lo mantiene cerrado la mayor parte de la semana, producto de un cambio de autoridades a partir de una denuncia radicada en Fiscalía.

En los últimos días, la oficina Civil que atiene trámites de los casi 5.000 vecinos que viven en ese distrito santarrosino permaneció cerrada al público, luego de que una denuncia contra la oficial a cargo, terminó con el traslado de la funcionaria.

“Efectivamente, una empleada del Registro asegura que durante la última elección presidencial, en esa oficina se privilegió la entrega de documentos a las personas identificadas con el peronismo, mientras que el resto, especialmente aquellos que tenían simpatías por el radicalismo, debía ver cómo se retrasaban sus trámites”, comentó Enzo Rizzo, titular del Registro Civil de Mendoza, quien radicó la denuncia en la Fiscalía, al mismo tiempo que inició una investigación interna.

En ese contexto y para evitar que la persona denunciada pueda acceder a expedientes que serían parte de la investigación, es que fue trasladada a otra dependencia: “Por ahora no hay resultados de esa investigación, solo la denuncia”, subrayó Rizzo.

El problema es que los vecinos de La Dormida terminan pagando los platos rotos, ya que la oficina estuvo cerrada durante los últimos días y recién abrió esta semana, aunque de acá en más solo lo hará martes y jueves, al menos por los próximos 20 días.

“Queremos que el Registro siga atendiendo como hasta ahora, nunca se vio restringido y ahora estuvo cerrado una semana y la propuesta es que habrá solo martes y jueves”, comentó la concejal peronista Mari Maravilla, oriunda de La Dormida, que junta firmas entre la gente para pedir que el lugar siga abierto como lo ha hecho habitualmente: “Si se realizan pocos trámites en esa oficina, la solución no es cerrarla, en todo caso que reduzcan la cantidad de personal pero que abra de lunes a viernes”.

Rizzo sostiene que la idea no es reducir la cantidad de días y que en breve, el funcionamiento del Registro Civil de La Dormida volverá a ser el normal, aunque al mismo tiempo sostiene que la cantidad de trámites que realiza la oficina, “no justifica una atención diaria. El año pasado, para dar un ejemplo, esa dependencia hizo 13 casamientos en todo el año, apenas más de uno por mes en promedio”.

De todos modos, Rizzo subraya que la idea no es restringir la cantidad de días y que si bien ahora atenderá martes y jueves, “será solo por unos 20 días. Queremos hacer un llamado a concurso para cubrir esa vacante entre otras”.

Pero la oposición no está conforme con la explicación y cree que el Gobierno finalmente restringirá la atención: “Es por eso que estamos juntando firmas y vamos a reunirnos este martes próximo con las autoridades del Registro, para que les expliquen a los vecinos cuál es la situación concreta de esa oficina”, cerró Maravilla.

Comentarios

comentarios