En la noche de este miércoles y ante un recinto colmado por familiares, amigos y militantes, el Concejo Deliberante de San Martín renovó la mitad de las 12 bancas que la componen, donde el dato más importante tiene que ver con la pérdida de poder por parte del oficialismo y el crecimiento que ha tenido el bloque Cambiemos.

Efectivamente, el dato trascendental de esta sesión especial en la que se tomó juramento a los seis nuevos concejales y se renovaron autoridades legislativas, es el hecho de que luego de años, el peronismo dejó de tener control sobre las dos terceras partes del Concejo Deliberante de San Martín y es que hasta el martes, el Ejecutivo controlaba seis bancas propias pero tenía además el voto de dos concejales que ya cumplieron su mandato: el alfonsinista Omar Abdo y el representante de la izquierda, Rubén Tomassetti, que fueron habituales aliados del intendente Jorge Gimenez.

Sin esas dos espadas aliadas y aunque el peronismo conserva sus seis bancas, ha perdido el control que tenía sobre el recinto, al disponer de ocho y hasta nueve de los doce votos del Concejo, situación que le permitió al Ejecutivo aprobar los proyectos, incluso con el rechazo del radicalismo.

“Hemos sido elegidos por la gente y tenemos un mandato, que es el de ser un bloque opositor que controle las acciones del gobierno municipal. Venimos para dar mayor institucionalidad al Concejo, para equilibrar las cargas, sin el ánimo de pelearnos con nadie pero sabiendo que lo primero son las necesidades de la gente y de los distritos. Vamos a priorizar el tratamiento de esos proyectos”, señaló el concejal Raúl Rufeil (Foto), minutos antes de asumir su banca.

El ex director del hospital Notti agregó además que del bloque de cinco concejales que forman Cambiemos, “saldrá el próximo candidato a intendente de nuestro partido. Es clara mi intención de competir por las elecciones, pero llegado el momento vamos a evaluar quién será el candidato. Lo cierto es que vamos a trabajar para que el próximo intendente surja de este bloque”.

Así y luego de la renovación de la mitad de las bancas, el Concejo Deliberante de San Martín quedó compuesto de la siguiente manera: Bartolomé Robles, Andrea Sacre, Osvaldo Gomina, Eduardo Quiroga y Martín Díaz forman el bloque del justicialismo al que seguramente se sume Débora Mussato, que fue elegida por Unidad Ciudadana.

Luego está Horacio Rodríguez por el Partido Intransigente y finalmente los radicales Sergio Dubé, Mauricio Petri, Daniel Llaver y Raúl Rufeil, además de la primer concejal que logra sumar el Pro, Elizabeth Cordeschi, que integrará el bloque opositor de cinco ediles de Cambiemos.

Finalmente, Bartolomé Robles, el peronista que sigue en la presidencia del Concejo sostuvo que su bloque, pese a haber tenido siempre mayoría e incluso mayoría especial de ocho concejales, “estuvo abierto al diálogo. Hemos explicado cada proyecto, incluso hasta altas hora de la noche, cuando podríamos simplemente haberlo aprobado. Vamos a seguir apelando al diálogo”.

Comentarios

comentarios