Se trata de reparaciones, ampliaciones y edificios nuevos en 168 escuelas de San Martín, Junín, Rivadavia, Santa Rosa y La Paz. Recambio de cubiertas de techo, sanitarios, sistemas cloacales y eléctricos, algunas de las intervenciones.

En lo que va de la gestión, la Subsecretaría de Infraestructura Social Básica lleva invertidos $200 millones en la reparación, ampliación y construcción de escuelas del Este provincial, con el firme objetivo de mantener y mejorar el estado edilicio de los establecimientos.

Se trata de intervenciones en 168 inmuebles educativos de San Martín, Junín, Rivadavia, Santa Rosa y La Paz que necesitaban arreglos o edificios nuevos, a raíz del deterioro natural sufrido con el paso del tiempo.

Estas obras fueron financiadas con fondos compartidos entre la Provincia y la Nación, y beneficiaron más de 65 mil alumnos de todos los niveles educativos de estos departamentos.

Entre los trabajos más importantes que se han realizado en la zona Este aparecen las reparaciones integrales de las escuelas Neuquén y Corrientes, ambas de San Martín, las ampliaciones de las escuelas Moisés Chade (San Martín) y Antonio Arboit (Junín), y las construcciones de las escuelas Nueva Argentina y Ana María Castillo, que en la actualidad funcionan en casas de barrio.

“Desde 2015 venimos haciendo una fuerte inversión en las escuelas del Este provincial. En muchos casos, los edificios necesitaban una intervención urgente, por el grado de deterioro que tenían. Estamos muy conformes con el trabajo que venimos haciendo”, señaló el subdirector de Mantenimiento y Reparaciones de Escuelas, Emilio Pastorino.

Comentarios

comentarios