Mario Quintana Casa Rosada

El Gobierno amplió este jueves las restricciones para el trabajo de los periodistas en la Casa Rosada al instalar cintas y personal de Seguridad en sectores en los que hasta este miércoles había libre circulación.

Fue luego de que un grupo de trabajadores de prensa se acercara hasta el Salón Martín Fierro, en el primer piso, para intentar hablar con el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, para consultarlo por la modificación del cálculo de la movilidad jubilatoria.

Ante las explicaciones de los asistentes del funcionario, quienes adujeron que el pedido para conversar con él debía cursarse a través de la Secretaría de Comunicación Pública, los periodistas acreditados en la Casa Rosada se retiraron del lugar.

Escasas horas más tarde, cuando otro acreditado intentó acercarse al lugar para hablar con otros de los funcionarios que tienen sus despachos en ese sector personal de Casa Militar le impidió el paso y le explicó que se le había dado la orden de no dar paso, salvo que fuera autorizado por las secretarias o ayudantes de los integrantes del Gobierno.

De esta manera, el Gobierno decidió establecer los mismos parámetros de seguridad que tiene el sector Presidencial en el Salón Martín Fierro, en donde, además de Quintana, desempeñan sus tareas el vocero Iván Pavlovsky; el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui; y el jefe de asesores, José Torello.

Comentarios

comentarios