La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, confirmó hoy que su país concedió la “naturalización” (figura legal para nacionalización en Ecuador) al fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange.

Así lo aseguró en una declaración a la prensa, en que además informó que el proceso de solicitud finalizó el pasado 12 de diciembre de 2017. “Era una opción que estábamos evaluando para brindarle mayor protección al asilado”, afirmó.

“El Gobierno ecuatoriano está facultado para conceder la nacionalidad a la persona protegida” para, de esa forma, “facilitar su inclusión al Estado que lo acoge”, agregó la ministra.

El periodista australiano, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el 19 de junio de 2012, era requerido desde 2010 por las autoridades suecas en relación con las acusaciones de dos mujeres por supuesto abuso sexual. Se teme que si es llevado a Suecia ante la justicia, EE.UU. pediría su extradición a ese país para poder juzgarlo por las filtraciones realizadas por Wikileaks.

Sin embargo, Suecia archivó la causa el pasado mayo al no poder avanzar en la investigación, por lo que las autoridades ecuatorianas han solicitado al Reino Unido que se le otorgue acreditación diplomática a Assange. Una petición que fue negada por los responsables británicos.

Medios ecuatorianos habían filtrado que Assange había recibido un documento de identificación ecuatoriano, pero dicha información no había sido confirmada por la Cancillería del país andino hasta hoy.

“Actualmente Ecuador está explorando otras vias de solución, por supuesto, en diálogo con el Reino Unido. Como por ejemplo (…) una mediación y buenos oficios de autoridades de renombre de otros estados u organismos internacionales, que pudieran facilitar una solución justa, definitiva y digna para todas las partes involucradas”, dijo la canciller y añadió que mantienen “las mejores relaciones bilaterales y de cooperación” con el Reino Unido.

Comentarios

comentarios