En las últimas horas y ante la falta de definición por parte de las mismas comunas involucradas, la Junta Electoral salió a aclarar los tantos y les informó a los cuatro municipios justicialistas que decidieron adelantas las PASO, que también deberán hacerlo con las elecciones generales y que, en ambos casos, los gastos de las elecciones correrán por cuenta de las comunas.

Los comunicados de la Junta Electoral llegaron a los despachos de Roberto Righi, en Lavalle; de Emir Félix, en San Rafael; de Martín Aveiro, en Tunuyán y de Jorge Gimenez, en San Martín.

En los cuatro casos, los mandatarios decidieron desdoblar las PASO, pero nada habían aclarado sobre la fecha de las elecciones generales en los municipios que, en principio, quedaba librada a la especulación política de los candidatos. Efectivamente, mediante una resolución, los intendentes han convocado para el 28 de abril a las elecciones PASO en esos cuatro departamentos, mientras que en el resto y según la ley vigente, se realizarán el 9 de junio.

Siguiendo ese criterio y teniendo en cuenta lo que acaba de informar la Junta Electoral, las elecciones generales en los cuatro departamentos peronistas mencionados deberá ser el 1º de setiembre, mientras que para el resto de la provincia serán el 9 de setiembre.

En ese contexto, la comuna de Jorge Gimenez deberá hacerse cargo de los gastos de ambas elecciones en el departamento y aunque no se han conocido cifras oficiales, todo indica que el municipio deberá poner un mínimo de 15 millones de pesos para esos gastos, aunque la cifra podría ser mucho más grande y estar en torno de los 24 millones.

Si bien desde el Ejecutivo han preferido no hacer comentarios al respecto, un funcionario que prefirió el anonimato, le confirmó a ArribaelEste que “los gastos de las PASO van a rondar entre los 7,5 y los 10 millones de pesos”, una cifra que la oposición cree que incluso será superior y que, luego de conocida la decisión de la Junta Electoral, es necesario multiplicar por dos.

El concejal radical y precandidato a intendente Raúl Rufeil criticó la medida y la tildó de “electoralista”. Efectivamente, el médico dijo que “desdoblar las elecciones no es necesario, especialmente porque implica un gasto que la comuna no puede darse. No hay que olvidar que San Martín tiene una deuda de 140 millones de pesos y esto solo aumenta ese rojo”. El concejal señaló que “el municipio deberá hacerse cargo de pagar las boletas, los padrones, a los fiscales” e incluso aseguró que “también la difusión de los candidatos por los medios de comunicación correrá por cuenta de la comuna”.

El concejal Mauricio Petri también criticó duramente la decisión de Jorge Gimenez de desdoblar los comicios: “La comuna va a gastar no menos de 20 millones de pesos en ambas elecciones, una cifra que incluso puede ser muy superior y que implica un gasto que podría destinarse a fines más beneficiosos para los vecinos del departamento”.

Al respecto, Petri recordó que dentro del Presupuesto municipal, las obras públicas tienen asignado 90 millones de pesos, “pero de ese total, la mitad se destina a mantener lo que ya existe por lo que el área solo dispondrá de 45 millones para nuevas obras. En ese contexto, destinar más de 20 millones a un par de elecciones es un gasto que no se justifica, que es meramente electoralista y que terminan por pagarlos vecinos”.

Finalmente y si bien la medida adoptada por la comuna apunta a que Jorge Gimenez pueda ser parte de la competencia electoral, comienza a correr con fuerza entre los vecinos, la idea de que en caso de que Gimenez no vaya pòr su cuarta reelección, que los candidatos se presten a un debate, en el que expongan sus pensamientos y propuestas de gestión de gobierno.

Comentarios

comentarios