El fiscal Sívori en su alegato reconstruyó las últimas horas del crimen de Américo Honorato

El juicio por el crimen de Américo Honorato (58), el comerciante del barrio San Pedro asesinado en agosto del año pasado, va llegando a su cierre y durante el mediodía de este lunes se escuchó en los tribunales de San Martín, el alegato del fiscal Oscar Sívori, que pidió para seis de los acusados una pena de prisión perpetua y para el séptimo de los detenidos, llamado Jorge Palacio, la absolución por el beneficio de la duda.

El fiscal Sívori hizo un extenso alegato en el que reconstruyó, según su modo de ver, las últimas horas de Américo Honorato, que desapareció en la tarde del 21 de agosto de 2016 y fue encontrado sin vida, cuatro días después, en un descampado de Chivilcoy. Además de haberlo matado a golpes y de asfixiarlo, la camioneta de Honorato apareció incendiada en un descampado cercano al basural municipal y al basural Los Chorizos, donde viven los acusados.

“Lo que debemos entender es que este crimen hay que leerlo como una unidad; acá no se pueden analizar hechos separados y todos participaron de todo: robaron al hombre, lo golpearon y lo mataron para ocultar el robo, luego empujaron la camioneta de la víctima hasta un descampado donde le robaron las cubiertas y la prendieron fuego”, enumeró Sívori e insistió con la coautoría del grupo en la que todos tienen la misma responsabilidad y, por ello, el pedido de prisión perpetua para los seis.

Hay que recordar que luego de la desaparición de Honorato hubo inmediatamente seis detenidos y durante casi cuatro días, la policía y los familiares buscaron al vecino del San Pedro sin poder dar con él hasta que finalmente, Juan Quinteros se presentó en la fiscalía y aseguró haber matado al hombre; guio a los investigadores hasta un descampado en el carril Chivilcoy, a ocho kilómetros de la casa de Honorato y allí, encontraron el cadáver: tenía el cráneo partido, la mandíbula fracturada en dos, el tabique roto, dos costillas quebradas y signos de ahorcamiento. Juan Quinteros dijo que al crimen lo había cometido solo y que el resto de los detenidos solo lo ayudó a esconder la camioneta.

Sin embargo Sívori no le creyó; el fiscal señaló que ante una confesión uno tiene que ponderar el relato con las pruebas: “Y no hay manera de que este crimen lo haya cometido Juan Quinteros en soledad. Acá participaron todos y esos surge de las pruebas y del relato de los testigos”.

De esa manera, el fiscal Oscar Sívori hizo un relato de lo que ocurrió con Américo Honorato: contó que ese día por la tarde fue a la feria de calle Lavalle, dijo que allí lo vieron con otras tres personas, pero que finalmente se fue solo; recordó que más tarde un testigo vio doblar la camioneta a toda velocidad, con gente arriba y también en la caja, en la esquina de carril Norte y Montecaseros; relató que otros testigos lo vieron por ese camino más adelante y que también hubo gente que luego vio al grupo empujar la camioneta hacia el descampado donde le prendieron fuego: “Los vieron empujar la camioneta por más de tres kilómetros. Nadie hace semejante cosa sin preguntar de qué se trata. En eso estaban todos, a Honorato ya lo habían tirado y a la vuelta se quedaron sin combustible”, dijo el fiscal.

Sívori explicó que distintas personas vieron al grupo empujar la camioneta y la prolongación del carril Costa Canal y que hay marcas de sangre en la camioneta, en la ropa de algunos imputados, y que también hay manchas de combustible en las ropas y que incluso uno de los detenidos se quemó la mano: “No pueden decir que no estuvieron allí”, subrayó Sívori.

A su turno, el abogado querellante Facundo de Oro también pidió prisión perpetua para todos, incluido, Jorge Palacio, al que consideró también parte de la banda y, a diferencia del fiscal, dijo que no tenía dudas que el hombre había participado.
Así las cosas, por el caso están detenidos Juan Quinteros, que se entregó en la fiscalía, dijo ser autor del crimen; tres de sus hermanos de Quinteros, Jorge, Carlos y Antonio; dos de sus primos, Jorge Palacios (para quien Sívori ha pedido la absolución) y Miguel Ángel Agüero y un cuñado, Franco Sisterna.

En los próximos días se conocerán los alegatos de la defensa y la sentencia, dictada por el tribunal compuesto por Viviana Morici, Eduardo Orozco y Victoria Franano.

Comentarios

comentarios