Empezó la semana y con ella, el juicio al ex intendente de Santa Rosa, Sergio Salgado (41), que llega a debate acusado en cuatro causas distintas, por lo que el tribunal dispuso un megajuicio para llevar adelante todos los expedientes.

Además del ex intendente santarrosino, están sentados en el banquillo de los acusados, cuatro de sus ex funcionarios, que deben responder en algunas de las causas que encabeza quien fuera su jefe en la comuna.

Así, el megajuicio en contra de Salgado está integrado por un expediente donde se investiga la compra trucha de combustible con cheques de la comuna, un proyecto para construir una planta de destete con dinero del Iscamen que nunca se hizo, el manejo de la playa de estacionamiento de La Salada entre 2013 y 2016, que estuvo en manos de la comuna y finalmente, una causa por desobediencia a un pedido de Fiscalía de Estado.

Entre los testigos que se presentaron ante el tribunal en la primera jornada, se destaca la intendente Norma Trigo, que testificó en la causa por La Salada y que aseguró, ante los jueces, que ella como concejal nunca pudo acceder al expediente de La Salada: “El Ejecutivo no contestaba los pedidos de informe y no teníamos ningún detalle de cómo era manejada la playa de estacionamiento. Sabíamos por comentarios que algunas instituciones recibían dinero, pero nunca estuvo claro cuánto dinero ingresó a la playa y cuánto se llevaron las entidades”.

Salgado siempre ha señalado que la playa de estacionamiento no era manejada por la comuna durante su gestión y que eran distintas entidades del departamento, como los clubes, los que se anotaban en el municipio, para administrar un día esa playa y quedarse con la recaudación. El problema es que no hay constancia de eso y los registros son todos informales.

En cualquier caso, Norma Trigo aseguró que como concejal, fue un sábado a La Salada, “pero quien me cobró la playa de estacionamiento no fue ninguna entidad del departamento sino un funcionario de Salgado”; cuando el juez le preguntó de quién se trataba, Trigo contestó que “Flavio Araya (39)” uno de los imputados que acompaña a Salgado en el banquillo.

El resto de los imputados junto a Salgado son, además del mencionado Flavio Araya, Marcial Ibarra (45), el ex titular de Hacienda, Franco Ojeda (39) y la ex secretaria de Salgado Gisela Ruggeri (38).

También declaró en la causa por La Salada, que es la primera de las que se ventila en tribunales, Fernando Solorsa, que es abogado de Jorge Castillo, propietario de la feria, y aseguró que hubo entre Salgado y Castillo un convenio, para que el municipio administrara la playa de estacionamiento.

“No había en Santa Rosa una tarifaria que incluyera a una feria como La Salada y Castillo no quería trabajar gratis, por eso acordaron dejarle al municipio la playa”, explicó Solorsa, pero el tema es que la playa de estacionamiento fue más redituable de lo que todos pensaron inicialmente y así, Castillo quiso recuperar su manejo y por eso pedía que le cobraran tasas, y Salgado demoraba la habilitación de la feria para mantener el control de la playa.

En cualquier caso, la relación entre Salgado y Castillo se desarmó en 2016, cuando el intendente acusó a la feria de deberle tasas municipales y Castillo contestó que la playa había generado en esos años unos 10 millones de pesos y que con eso, la comuna estaba más que cobrada.

El juicio es llevado adelante por Armando Martínez a quien acompañan como vocales Viviana Morici y Zaida Landini. En principio, el debate iba a extenderse durante toda esta semana, pero debido a la suma de las causas y a la larga lista de testigos, es probable que el megajuicio cubra también toda la semana que viene.

Comentarios

comentarios